Domingo. 23.07.2017 |

Alarma por el fuerte aumento del consumo masivo de somníferos y ansiolíticos

Alarma por el fuerte aumento del consumo masivo de somníferos y ansiolíticos

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte que el consumo de benzodiacepinas, familia de medicamentos a  los somníferos y los ansiolíticos es de los más elevados de Europa (más de cuatro veces el de Alemania o Reino Unido) e incluso superior al de Estados Unidos. Según un informe del Ministerio de Sanidad, el consumo en nuestro país se ha incrementado un 57% y sigue creciendo sin freno.

OCU recuerda que existen 35 benzodiazepinas diferentes, pero farmacológicamente son muy parecidas. Los ansiolíticos más utilizados en España son el lorazepam, conocido como Orfidal, y el alprazolam, conocido como Trankimazin. Entre los hipnóticos o somníferos el más utilizado en nuestro país es el lormatazepam, más conocido como Noctamid.

Estos medicamentos no deben tomarse a la ligera. Pasadas unas cuatro semanas de tratamiento conviene empezar a dejarlas, ya que en seguida crean dependencia (si se dejan de tomar, aparecen síntomas de abstinencia); y además, crean tolerancia, lo que implica que a la misma dosis el efecto terapéutico va disminuyendo. OCU previene a los consumidores ante la fácil circulación en nuestra sociedad de este tipo de medicamentos.

A pesar de que los efectos adversos son bien conocidos y todas las recomendaciones médicas van hacia la reducción su consumo, este no deja de crecer. OCU recuerda que estos medicamentos no son inofensivos. Pueden producir deterioro cognitivo, efectos psicomotores que se traducen en menos habilidad para conducir y comportamientos desinhibidos o impulsivos, entre otros efectos. El alcohol siempre acrecienta estos riesgos.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad