Sábado. 21.10.2017 |

Los sindicatos denuncian que el Gobierno ultima la privatización del Registro Civil

Los sindicatos denuncian que el Gobierno ultima la privatización del Registro Civil
El Ministerio de Justicia ya ha adoptado la decisión política de trasladar las competencias del Registro Civil a los colegios de registradores, lo que supone la privatización de un servicio público, financiado por los ciudadanos, "que lleva funcionando de manera eficaz desde 1870. Esta decisión deja en el aire la situación laboral de más de 3.500 funcionarios de toda España", afirma la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), sindicato mayoritario en el sector de la Justicia. 

Esta decisión va en detrimento de un servicio público y supondrá a todos los ciudadanos un coste, aun sin cuantificar, en trámites como inscripciones, certificaciones (matrimonio, nacimiento, defunciones, fe de vida, etc) que hasta ahora eran gratuitas. "Esta decisión ha sido adoptada a espaldas de los representantes de los trabajadores. A lo largo de las últimas horas, CSI-F ha tratado de contrastar esta información con el ministerio, obteniendo únicamente la callada por respuesta. Pero la situación ya no se sostiene y los hechos lo demuestran", añade el sindicato.
 
CSI-F ha tenido acceso a una carta que ayer mismo envió el decano del Colegio de Registradores, Gonzalo Aguilera Anegón a todos los registradores de España en la que les comunica esta decisión tan trascendente que, previsiblemente, se hará efectiva en un próximo Consejo de Ministros. Según la misiva, “la decisión del Gobierno ha sido la de asignar el Registro Civil a los registradores. Esta asignación se hace con plena capacidad auto organizativa del Colegio de Registradores en los aspectos relativos a la organización territorial, material y tecnológica del Registro Civil”. Por eso, CSI-F está valorando las medidas de presión que llevará a cabo para intentar frenar una medida injusta que todavía no ha llegado al Consejo de Ministros.

Mientras, los trabajadores de los Registros Civiles, convocados por Comisiones Obreras (CCOO), han protagonizado concentraciones este jueves para denunciar que la Ley del Registro Civil, elaborada por el Ministerio de Justicia, pretende únicamente consolidar la posición de un pequeño colectivo, los Registradores de la Propiedad y Mercantiles, "al que pertenece el Presidente del Gobierno y el Director General de los Registros y del Notariado que es familiar del presidente Rajoy".
 
Los concentrados han denunciado que la nueva Ley atribuye a los Registradores de la Propiedad y Mercantiles la gestión de los registros civiles de toda España, "lo que  supone la privatización de un servicio público esencial y hoy gratuito". El Registro Civil provee a la ciudadanía, sin costo alguno, de servicios que son derechos fundamentales como el de contraer matrimonio o adquirir una nacionalidad.

El sindicato CCOO recuerda que, aunque los Registradores también se definan como funcionarios públicos, su régimen público y sus retribuciones, más de diez veces superiores a las de cualquier otro empleado del Estado, difieren completamente de los del resto de personal de la función pública. "Los Registradores hacen suyas las ganancias que obtienen de las funciones públicas que ejercen, sufragadas por los aranceles que pagamos todos los ciudadanos cuando tenemos que acudir a sus servicios, lo que convierte su función en un negocio particular, mientras su personal ni es funcionario público ni ha sido seleccionado en proceso público alguno", concluye.
 
 
Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad