Lunes. 27.03.2017 |

El mercado negro de internet

El mercado negro de internet

“Los usuarios a menudo no nos damos cuenta de que existe un mercado negro en internet donde se compran  y venden todo tipo de mercancías”, asegura el gerente de Comunicación y Relaciones Institucionales del Instituto Nacional de Ciberseguridad, Félix Antonio Barrio Juárez. Esta percepción, un hecho, debe estar presente en la sociedad para la concienciación de la misma y que tome cartas en el asunto.

Hay un sinfín de formas de monetizar un equipo comprometido. “Un ordenador es un tesoro y siempre tendrá algo que pueda aprovecharse”, dice. “No por guardar algo aburrido, deja de ser interesante”. Por eso, afirma Bario Juárez, es necesario proteger a los sistemas, que están en permanente peligro aunque no se tenga nada de valor ni se haga nada comprometido dentro o fuera de internet. 

Lo más importante en la red es precisamente algo tan banal como los datos personales, sobre todo los relativos a las credenciales personales, ya que posibilitan crear un perfil de la identidad digital. De esta manera, un ciberdelincuente podría utilizarlo para intentar estafar o vender la información a terceros para futuros fraudes o suplantaciones. Por otro lado, la manera más directa de sacar algo positivo por esto sería chantajear para recuperar la información o no hacerla pública. 

“Hay mucha gente que vive, y no vive mal, de la venta de información que obtiene de acceder a nuestros equipos y sistemas”, asegura el gerente de Comunicación. Además, la rápida expansión del llamado ‘Internet de las Cosas’ en el que todo estará conectado entre sí a través de las redes, provocará mayores posibles casos de ciberataques. Por ello, la privacidad y protección de la información personal asociada a dicho ámbito tendrá mayor impacto por lo que los organismos de referencia en ciberseguridad ya están trabajando muy estrechamente con la industria y las empresas para que los productos y soluciones sean lo mejor desarrollados posibles desde el punto de vista de la seguridad. 

Hay, por otro lado, otros motivos que nada tienen que ver con la economía pero que también puede provocar que las empresas o equipos domésticos sean igualmente comprometidos. Los ataques que forman parte del llamado hacktivismo, la lucha por la libertad de expresión o lucha social han estado presentes en muchas organizaciones y entidades que, igualmente, se ven en peligro y abocadas a pagar una cantidad para reestablecer el servicio. 

En general, según el gerente de Relaciones Institucionales de Incibe, “el rápido desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación hacen que cada vez estemos más familiarizados con la tecnología, y por ello desde INCIBE y gracias a la Estrategia Nacional de Ciberseguridad, estamos impulsando crecientemente la concienciación de usuarios, familias y empresas sobre la importancia de protegernos y ser conscientes de los riesgos asociados al uso de dispositivos”. 

 

Comentarios