Jueves. 22.06.2017 |

El sentido común como mejor medida de precaución

El sentido común como mejor medida de precaución

Los organismos, centros e instituciones que trabajan contra los ciberataques tienen claro cuál es la mejor medida de precaución, el sentido común. Así, la Organización de Seguridad del Internauta hace hincapié en la necesidad de elevar al máximo el nivel de privacidad de los perfiles en redes sociales y correos electrónicos. También en tener cuidado al compartir información propia, ya sea escrita o visual, y solo hacerlo con personas de confianza.

Las contraseñas que se utilicen deben ser fuertes, difíciles de adivinar y no utilizar la misma para todo. Desde Incibe recomiendan un gestor de contraseñas, que se puede localizar en internet, para guardarlas en un lugar seguro. Además, recuerdan el poder de los antivirus ante dispositivos que llevan mucha información propia. El Instituto Nacional de Ciberseguridad lo asemeja, de hecho, a una cartera o bolso en el que, probablemente, haya incluso más información propia. Por ello, los antivirus o cortafuegos, así como el cifrar la información y hacer copias de seguridad es algo que se debe realizar con frecuencia. 

Policía Nacional

En el mismo ámbito se mueven los consejos desde la Policía Nacional que, además, dan un paso más y piden creatividad en la pregunta secreta que piden en ocasiones en caso de contraseña olvidada. El antivirus, reiteran, hay que actualizar con regularidad, así como analizar los enlaces antes de pinchar en ello y no descargar nada que no se sepa de dónde viene. Lo mismo ocurre con datos personales y bancarios, que solo deben ser plasmados en sitios de total confianza.

Hay que tener mucho cuidado con el llamado pishing, esos correos electrónicos que llegan a nuestro buzón haciéndose pasar por sitios oficiales. Frente a ello, hay que comprobar los certificados y recordar que nunca los bancos pedirán datos por correo electrónico. Como se debe realizar formularios solo en sitios de confianza, no se debe introducir el número de tarjeta en páginas de contenido sexual o pornográfico.

Controla, además, las facturas para evitar los fraudes telefónicos y desconfía de regalos sustanciosos, ofertas, proposiciones o chollos. La Policía Nacional también recuerda que conectarse a WiFi, aunque cómodo, es peligroso cuando se hace fuera de casa. A través de conexiones públicas resulta muy fácil capturar para los ciberdelincuentes. 

El Cuerpo recuerda además que se debe instalar alguna aplicación de control parental para los peligros a los que pueden acceder los hijos. Entre ellos puede encontrarse, incluso, el propio correo electrónico si no se conoce al remitente. 

Guardia Civil

La Benemérita también ha publicado un decálogo de medidas esenciales para protegerse frente a los ciberataques de internet. A los ya mencionados, añade la actualización continua del sistema operativo y la utilización de un navegador actualizado, ya que a través de estos se pueden producir intromisiones de la intimidad en caso de que sean antiguos. Presta mucha atención la Guardia Civil a los movimientos que se puedan dar en la cuenta bancaria, que siempre debe estar vigilada. Además, recomienda utilizar un único dispositivo para las transacciones de banca y comercio electrónico. 

Por otro lado, insta a la población a cambiar las contraseñas que vienen por defecto de los router inalámbricos para establecer otra más segura y a no abrir mensajes cortos en los que se incluye algún enlace para acceder a otro contenido. Por último, afirma que un antivirus, aunque necesario, a veces no es suficiente, y que no remplazan a la navegación responsable ni a la prudencia del usuario. 

 

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad