Jueves. 23.03.2017 |

El puente romano de Salamanca, a estudio desde su construcción hasta la riada de San Policarpo

El puente romano de Salamanca, a estudio desde su construcción hasta la riada de San Policarpo

La puente mayor desta dicha çibdad es una de las más nescesarias cosas della, en que conviene rrecabdo y tenerse conservada porque es notable hedifiçio e muy grande e syn ella esta çibdad no podría tener provisión ni sustentarse e si cayese o peresçiese ni abría fuerça ni posibilidad para la tornar a hedificar, en especial por la obra tan prençipal que tiene.

Con esta introducción queda de manifiesto la importancia que el puente romano ha tenido para la ciudad de Salamanca, y para el desarrollo de la Ruta de la Plata, en toda su historia, como bien recoge el profesor de Historia Medieval de la Universidad de Salamanca, Ángel Vaca Lorenzo, en su libro ‘El Puente Romano de Salamanca, desde su construcción hasta la riada de San Policarpo de 1626’, editado por la Diputación de Salamanca y presentado, esta mañana, por el propio autor y el diputado de Cultura, Manuel Tostado.

Tostado dejó clara la “intención de la Diputación en divulgar temas salmantinos y el acercamiento a los ciudadanos de los aspectos históricos que dan sentido a un espacio común”, como es en este caso el Puente Romano, “uno de los monumentos arquitectónicos más importantes que dan imagen no solo a la ciudad sino que extiende la misma a la provincia a través del río Tormes”.

Manifestó el profesor Vaca Lorenzo su “extrañeza por la importancia del tema y la escasez de estudios sobre el mismo. Pues resulta ciertamente extraño que siendo el puente romano de Salamanca uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, declarado Monumento Histórico Artístico el 3 de junio de 1931 y en la actualidad catalogado como Bien de Interés Cultural desde 1998, sea uno de los monumentos menos valorados tanto desde el punto de vista artístico y patrimonial como, sobre todo, desde el punto de vista del interés histórico”.

Como la historia del puente romano de Salamanca no había sido trazada con la profundidad, extensión y sistemática requeridas, “he aquí el objetivo a conseguir con esta obra que, en esta ocasión, se limita cronológicamente al amplio periodo, el menos conocido, que transcurre desde su edificación, en la segunda mitad del siglo I, hasta su gran derribo parcial ocasionado por la avenida de San Policarpo, la tarde y noche del 26 de enero de 1626”. Se trata de un estudio interdisciplinar que requiere el concurso de ciencias como la Arqueología, la Historia del Arte, la Arquitectura, la Ingeniería e, indiscutiblemente, la Historia. Para lo que el autor ha tenido que ‘hurgar’ en múltiples archivos locales, provinciales, regionales y nacionales, como el Catedralicio, Diocesano, Universitario, Histórico Provincial y Municipal de Salamanca, el de la Chancillería de Valladolid, el General de Simancas, el Histórico Nacional de Madrid, entre otros.

Atributo simbólico y emblema de la ciudad


Vaca Lozano abundó en la idea de que “por encima de cualquier otro monumento urbano, fue tal la importancia que para los salmantinos llegó a adquirir el edificio del puente romano, durante mucho tiempo conocido como la puente mayor y como la puente prinçipal, por ser el más útil y vital de la ciudad al franquear el paso del río Tormes hacia el sur, que pronto se convirtió, junto con el toro-verraco ubicado a su entrada, en el monumento e icono más representativo, como atributo simbólico de su preciado pasado y de permanente funcionalidad, y en una emblemática divisa que desde su primitivo origen incorporó al primer cuartel del escudo de armas de la ciudad”.

Porque, efectivamente, la función que el puente romano de Salamanca desempeñó “fue fundamental para el desarrollo de la ciudad hasta principios del siglo XX, cuando este puente de piedra pierde la condición de paso único sobre el río Tormes y de acceso a la ciudad por la parte meridional, al erigirse el puente de Enrique Estevan el 22 de octubre de 1913…”.

Sin lugar a dudas, un bonito e interesante, y no menos profundo estudio, de acercamiento a uno de los emblemas, seña de identidad y monumento más querido por los salmantinos, su puente romano sobre el río Tormes.


Comentarios