Martes. 06.12.2016 |

LA LETRA PEQUEÑA DE LA REFORMA LABORAL

No aceptar un traslado puede ser causa de despido procedente

No aceptar un traslado puede ser causa de despido procedente
El trabajador tendrá derecho a indemnización cuando cambien las condiciones laborales, pero 20 día por año trabajado y un máximo de doce mensualidades. Las empresas con beneficios tendrán que pagar las prejubilaciones
El trabajador que no acepte un cambio de ciudad podrá optar por acogerse al despido, que será procedente, con una indemnización de 20 días por año trabajado y un límite máximo de 12 mensualidades, según recoge la letra pequeña de la reforma laboral aprobada por el Gobierno y publicada en el BOE. Los empleados que no acepten las modificaciones sustanciales de sus condiciones de trabajo tendrán derecho también a extinguir su relación con la empresa y percibir una indemnización de 20 días por año trabajado, con un tope, en este caso de  nueve mensualidades.
 
Por otro lado, el Gobierno aclara la conocida como ‘enmienda Telefónica’, que se incluyó en la reforma de las pensiones realizada por Zapatero para evitar que las grandes empresas con beneficios carguen sus prejubilaciones al erario público. A partir de ahora, las compañías con más de 500 trabajadores que incluyan en sus despidos colectivos a mayores de 50 años deberán efectuar una aportación económica al Tesoro Público, si han registrado ganancias los dos años anteriores al despido.
Comentarios