Excelente calidad en la vendimia 2017 ‘Sierra de Salamanca’

La cosecha de la  D.O.P. Sierra de Salamanca ha llegado a su fin, con una cosecha de 352.360 kilogramos de uva, la mayor producción de su historia

La cosecha de la vendimia de la Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) ‘Sierra de Salamanca’ recogió durante este curso 2017 un total de 352.360 kilogramos de uva de gran calidad.

La vendimia se inició en Villanueva del Conde el 17 de agosto de 2017, el año más temprano desde que se tienen registros, y finalizó la cosecha el 28 de septiembre en San Esteban de la Sierra.

Supone un aumento de unos 30.000 kilogramos respecto a la cosecha del año pasado. Este aumento se debe al incremento de producción de las bodegas que esperan colocar más vino en el mercado a lo largo del próximo año, así como a la inscripción de nuevo viñedo.

La vendimia se ha desarrollado sin problemas a lo largo de 42 días, durante los cuales se ha ido recolectando la uva a medida que alcanzaba el punto óptimo de maduración. La Rufete, variedad autóctona de la Sierra, ha sido la primera variedad en vendimiarse, seguida de la Garnacha y el Tempranillo.

La añada 2017 se ha caracterizado por ser un año extremadamente seco, en el que ha habido mucha menos lluvia que la media. Otra característica del año climático han sido las temperaturas medias por encima de lo habitual.

Durante la vendimia no habido lluvias, factor que ha permitido cosechar la uva en un estado sanitario inmejorable ya que no ha habido presencia de enfermedades criptogámicas en ningún momento.

Esta escasez de precipitaciones, junto con heladas tardías en primavera han producido una merma de la producción cercana al 15%. No obstante, la producción total ha sido mayor a la del año pasado, al disponer de mayor superficie de viñedo.

Cualitativamente la uva recogida en 2017 es de excelente calidad, se espera obtener vinos con grado alcohólico medio, buena concentración aromática y acidez equilibrada, debido al pequeño tamaño de los racimos. Las bodegas han mostrado mucha satisfacción con la añada, destacando la alta calidad de la uva vendimiada.

El aumento de producción de las bodegas supone una muy buena noticia para la figura de calidad, que en los últimos años ha visto cómo sus vinos han recibido muy buenas críticas a nivel nacional e internacional.