Jueves. 22.06.2017 |

ÁVILA

Nissan dejará de fabricar camiones para ser una planta de recambios

Nissan dejará de fabricar camiones para ser una planta de recambios
Salamanca 24horas

La factoría de Nissan en Ávila dejará de fabricar camiones en septiembre de 2019 para convertirse en centro de fabricación y distribución de piezas de recambio, que asegura el empleo actual (471 trabajadores) y que sería el único en Europa

El vicepresidente ejecutivo y responsable de la Alianza Renault-Nissan en España, José Vicente de los Mozos, ha explicado esta "solución" y "propuesta de futuro" teniendo en cuenta que el 16 de febrero, cuando pidió un plazo de tres meses para adoptar una solución, ya estaba decidido "no seguir produciendo camiones en Ávila".
En el período de estudio de opciones también se ha analizado mantener la producción del modelo NT400 más allá de 2018, "pero la opción de actualizar los motores para cumplir con las regulaciones europeas de emisiones, que se han adelantado de 2013 a 2019, no es económicamente viable".


Estampación y ensamblaje

La planta tendrá como actividad el suministro de piezas de estampación y ensamblaje de carrocerías para Renault y Nissan en toda Europa. La inversión inicial para su conversión es de 40 millones de euros para una nueva línea de estampación de cinco prensas, a lo que hay que sumar el compromiso de la Junta de Castilla y León para levantar el nuevo edificio en la zona de pruebas de camiones situada junto a la avenida Juan Carlos I. También habrá que crear un almacén en el Centro Logístico (Cylog).

"Hoy podemos decir -ha expresado- que la planta de Nissan tiene un plan industrial para tener una solución estable a medio y largo plazo en Ávila y mantener el nivel de empleo en los próximos años, de manera que las próximas generaciones de abulenses puedan trabajar en Nissan Ávila".

Empleos

El director mundial de fabricaciones y logística del Grupo Renault ha explicado que quieren mantener el nivel de empleo, si bien para la producción del camión actual hasta septiembre de 2019 sólo hacen falta 379 empleados, por lo que hasta los 471, medio centenar irían destinados a una nueva activdad en la que ha dicho estar trabajando mientras que unos 40 se irían a Valladolid a formarse en estampación y matricería.

La nueva actividad de la fábrica supondrá que los empleados de Ávila deberán incorporarse a las condiciones laborales que tienen los empleados de Renault en Castilla y León para que haya "un marco laboral único". "No puedo tener en Castilla y León dos empresas con diferentes marcos laborales", ha dicho, señalando que el convenio de Renault es diferente y más complejo, además de ser un acuerdo "de referencia en la industria de automoción en España". Si el trabajador se ve perjudicado se le aplicarán "bonos de aceptación" para que no se sienta penalizado, que podrían ser de entre dos y dos años y medio.

Cada trabajador

En todo caso, según el responsable de la compañía, "cada trabajador debe concretar su caso", ya que deberán adaptarse a las nuevas categorías laborales y profesionales. Un empleo nuevo será el de matricero, cuya formación deberán recibir en las factorías vallisoletanas.
La factoría deberá afrontar un período de transición, al dejar de producir los camiones y empezar a fabricar componentes, en una situación que "dará estabilidad tanto a la planta como a los empleados de la ciudad". Así, la factoría abulense "se puede integrare en el potente polo industrial que ya tenemos en Castilla y León.

De cara a la nueva etapa que iniciará la fábrica en 2020, también habrá que dedicar empleados a "limpiar la fábrica para integrar más de 470 utillajes.

Según De los Mozos, la opción elegida "aprovecha la fortaleza de la Alianza Renault-Nissan en Castilla y León, que además acoge otras tres plantas de Renault, dos en Valladolid y una en Palencia", no resultando afectadas éstas ni tendrán "ningún impacto" en empleo ni en producción.

Apoyo de Administraciones

El responsable de la Alianza Renault-Nissan en España ha dicho contar con el "total soporte" del Ministerio de Industria y de la Junta de Castilla y León, y el compromiso del Gobierno autonómico para "ayudar" al nuevo proyecto. La Junta está dispuesta a hacerse cargo del nuevo edificio donde irá la actividad de estampación, si bien antes deberá negociarse con el Ayuntamiento y la Administración autonómica.

De los Mozos ha estado acompañado de Colin Lawther, vicepresidente senior de fabricación, logística y compras de Nissan en Europa, y Alan Johnson, vicepresidente de Operaciones Industriales de Nissan en España. Éste ha dicho que "se ha trabajado mucho para encontrar la mejor solución para los empleados y para el futuro de la planta de Ávila".

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad