Domingo. 30.04.2017 |

Lombó estrena una obra de teatro documental

Lombó estrena una obra de teatro documental

Lombó Teatro estrena este viernes en Espacio Almargen, a las 22:00 horas con entradas a 10 euros, el espectáculo 'Castaña de vida', dentro de un género que su autor inscribe como teatro documental.

Es el octavo texto estrenado de Martín Piola y su tercer unipersonal, esta vez protagonizado por Adolfo Masanet, un genuino personaje de Salamanca que se interpreta a sí mismo. Adolfo ha tenido infinidad de oficios, de soldador a jardinero, de repartidor a profesor de teatro para niños, de agricultor a cocinero. Además, casi todos los inviernos suele abrir su puesto de castañas en la ciudad de Salamanca.

Escucharlo es escuchar a uno de tantos treintañeros nacidos en España, un país que quiso mirar para adelante olvidando un pasado que no deja de echarse encima reclamando un poco de atención. Adolfo entra a la escena con su carro de “castañero” que le servirá de atril, de escenario y de baúl desastre. Mientras le sirve al público castañas calientes o algún otro aperitivo, va desgranando historias que transportarán al público a la memoria de todos.

El Teatro Documental sería aquel que utiliza documentos escritos o audiovisuales como fuente, por lo que este espectáculo sería un claro ejemplo de Teatro Documental, si no fuera porque no todo lo que se diga será verdad. Adolfo exagera algunas historias, confunde otras y no pierde ocasión para contarle al público sus más bizarros proyectos, por lo que al salir del espectáculo el público no estará seguro de lo que es verídico y lo que no los es, ni distinguirá claramente los sueños del castañero de la realidad.

Nunca nos damos el tiempo de escuchar porque siempre creemos tener algo más urgente para hacer. Sin embargo, todos tenemos experiencias que pueden iluminar las experiencias de los otros. Leer una frase en el muro de Facebook de alguien parece siempre más eficiente que escuchar a un jubilado que nos quiere hablar de la escuela de su nieta. 

Y sin embargo en esa escucha siempre hay más información que lo que se dice, porque los contenidos se mezclan miradas, cadencias y silencios que la tecnología aún no ha podido enlatar.

Comentarios