Viernes. 28.07.2017 |

CALENTAMIENTO GLOBAL

Alerta por sequía en gran parte de las parcelas de la provincia charra

Alerta por sequía en gran parte de las parcelas de la provincia charra
Salamanca 24horas

Las organizaciones agrarias consideran que las previsiones de lluvia para las próximas semanas no paliarán la situación, por lo que reclaman medidas urgentes con un mapa de zonas catastróficas y un decreto de sequía
 

La organización agraria Asaja Salamanca solicita que se implanten medidas de prevención “ante el estado de alerta de sequía por la que atraviesa la provincia”. Según el informe de la Confederación Hidrográfica del Duero, al inicio del mes de abril se ha pasado de ‘prealerta’ a ‘alerta’ -la zona más afectada es la de El Tormes- “y se deben evitar situaciones dramáticas como las que ocurre en el resto de Castilla y León y, más concretamente, la zona de El Carrión en Palencia”.

Las previsiones para las próximas semanas auguran una pluviometría escasa “que nada paliará la situación de falta de agua que ya es visible, sobre todo, en el oeste de la provincia donde los pastos se dan por perdidos y los forrajes están gravemente dañados”. “Las consecuencias negativas no tardarán en llegar en el resto de las zonas cerealistas de la provincia, como se puede apreciar en algunas parcelas”, vislumbra Asaja. 

Desvela Asaja que en las zonas de regadío los agricultores se han visto obligados a empezar la campaña de riego mucho antes que en años anteriores. La falta de lluvia ha provocado que se hayan tenido que abastecer de agua para el nacimiento de cultivos como la patata o el maíz. Además, parcelas de cereales están siendo regadas con el consiguiente aumento de los costes de producción que sufre el agricultor en una campaña que se prevé mala por sequía.

La situación, precisa la organización agraria, empieza ya a condicionar el precio del cereal en la Lonja. En el campo la sequía afecta directamente a agricultores y también a ganaderos al comenzar las primeras especulaciones con productos como la paja o el forraje y, próximamente, el pienso “al tener que suplementar la alimentación de los animales varios meses antes de lo habitual”, lamentan.

La situación es tan preocupante, que a pesar de encontrarnos a mediados del mes de abril, el problema no se limita solo a la agricultura sino también a la ganadería en régimen extensivo que no dispone en la actualidad apenas de agua y de alimento a consecuencia de que no hay pastos con el consiguiente incremento de los costes de producción que tienen que soportar los ganaderos, tanto por el incremento del aporte alimenticio como por la previsión de compra de cubas de agua para dar de beber a su ganado.

La Alianza UPA-COAG exige a la Junta de Castilla y León y al Ministerio de Agricultura “que dejen de apelar únicamente al deseo de que empiece a llover y, sin demora alguna, actúen con las herramientas normativas que tienen a su alcance para ponerlas a disposición de los agricultores y ganaderos afectados por la sequía extrema que estamos sufriendo”.

La organización reclama al Gobierno regional que, ante las condiciones climatológicas tan extremas y constatados los daños irreparables en miles de hectáreas de toda la Comunidad Autónoma, “tome iniciativas con carácter inmediato y declare `zona catastrófica´ a las zonas afectadas que ya han perdido la cosecha para así conseguir que el Gobierno promulgue con carácter de urgencia un Decreto de la sequía, con implicación presupuestaria de ambas administraciones”.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad