Jueves. 23.02.2017 |

ALEGALIDAD DE 'EL CORTE INGLÉS'

El Corte Inglés ‘chantajea’ al Ayuntamiento al reclamar casi 150 millones si tiene que cerrar

Fachada de El Corte Inglés en la calle María Auxiliadora de Salamanca
Fachada de El Corte Inglés en la calle María Auxiliadora de Salamanca
El Corte Inglés ‘chantajea’ al Ayuntamiento al reclamar casi 150 millones si tiene que cerrar
Salamanca 24horas

El grupo comercial presenta una reclamación de indemnización si finalmente el Ayuntamiento de Salamanca y la Junta de Castilla y León no logran solucionar el problema urbanístico derivado de la anulación del convenio y las licencias que permitieron que los grandes almacenes se abrieran en la calle María Auxiliadora hace más de un lustro. El Corte Inglés se atreve incluso a reclamar otros daños no cuantificados por un hecho que no se ha producido. El grupo comercial asegura que no hay chantaje y es una comunicación de trámite

La situación de alegalidad de El Corte Inglés da una vuelta de tuerca más. El grupo comercial ha presentado una reclamación de indemnización de casi 150 millones de euros si finalmente el Ayuntamiento de Salamanca y la Junta de Castilla y León no logran solucionar el problema urbanístico derivado de la anulación del convenio y las licencias que permitieron que los grandes almacenes se abrieran en la calle María Auxiliadora hace más de un lustro.

Según ha reconocido el Consistorio charro, ha recibido una petición de compensaciones por un hecho que no se ha producido, pero que El Corte Inglés teme llegue a ser realidad si no se restablece la legalidad urbanística sobre los terrenos del antiguo cuartel de caballería Julián Sánchez El Charro. Una especie de 'chantaje' en el que el grupo comercial se presenta como víctima asegurando que ha cumplido "con todos los requerimientos efectuados por las administraciones públicas".

En concreto, El Corte Inglés calcula que, si tiene que cerrar su centro comercial en Salamanca, tendría que cobrar 3,3 millones por la urbanización de la zona,93 por el edificio de los grandes almacenes, 4,3 por la construcción del centro cívico, 31 por la pérdida patrimonial de un terreno depreciado, 8 por los gastos que supuso la apertura del centro comercial, 4,8 por la demolición que habría que acometer, 3,2 por las tasas e impuestos abonados, 2,2 por la parcela del campo de fútbol Neme que fue parte del convenio urbanístico y casi medio millón de euros por las costas judiciales.

Pero El Corte Inglés se atreve incluso a cuantificar otros daños, por lo que la cantidad de casi 150 millones de euros a reclamar sería mucho mayor. Por ejemplo, reclama el coste de la extinción de los contratos de los trabajadores, el coste de los contratos vigentes con proveedores de productos, el lucro cesante por el cierre del centro comercial, el traslado a otros terrenos, gastos financieros, honorarios de abogados y notarios e incluso daños morales.

Respuesta de El Corte Inglés

Tras hacerse pública esta reclamación, desde el departamento de comunicación de El Corte Inglés aseguran que no se trata de un chantaje al Ayuntamiento, sino de una comunicación para cumplir un trámite antes de llegar a los tribunales si así fuera necesario.

"Consideramos que es más honesto hacerlo así ahora y no esperar a que llegue el momento. Cualquier lo haría con un negocio particular si se siente perjudicado", añaden.

Comentarios