Martes. 27.06.2017 |

Errores a evitar en la declaración de la renta

Errores a evitar en la declaración de la renta
Salamanca 24horas

Uno muy frecuente es no tener en cuenta todas las deducciones autonómicas que pueden corresponder. También pensar que no hay que rendir cuentas con Hacienda por cobrar menos de 22.000 euros al año, renunciando a una importante devolución que correspondería en caso de tener altas retenciones
 

Recién comenzada la campaña de la declaración de la renta correspondiente al año 2016, son muchos los contribuyentes que se preguntan cómo aprovechar ahorros fiscales, cuáles son las novedades a las que enfrentarse y qué errores debemos evitar cometer. 

Aunque el año pasado fue de poca actividad legislativa, siempre hay novedades en temas fiscales a tener en cuenta y es importante consultar a un abogado fiscalista y no dejarse llevar por los consejos de amigos o familiares que pueden acabar costando dinero.

Una de las principales novedades es que si en 2016 se ha recibido de la entidad bancaria lo cobrado de más por la cláusula suelo, hay que estar atentos a su impacto, ya que puede llegar a ser muy importante y no se puede dejar sin declarar.

En el capítulo de errores a evitar, están las deducciones autonómicas. Un error muy frecuente es no tener en cuenta todas las deducciones autonómicas que pueden corresponder. Conocerlas bien y verificar si se cumplen todos los requisitos ayudará a ahorrar.

También en ocasiones se puede pensar que no hay obligación de presentar la declaración de la renta por no llegar al tope mínimo de ingresos de 22.000 euros anuales. Sin embargo hay ocasiones en que es conveniente, como en caso de que tener altas retenciones en nómina que darían un resultado a devolver. 

Por otro lado, confirmar el borrador sin estudiarlo bien previamente no es aconsejable ya que no siempre es correcto. Hay tener presente que Hacienda lo elabora en función de los datos de los que dispone que han sido facilitados generalmente por terceros (banco, empresa…) y pueden contener datos erróneos. Además hay otros datos que Hacienda no puede conocer salvo que nosotros mismos así lo indiquemos, como el estado conyugal o la descendencia. Por eso hay que estudiar bien el borrador de la declaración de la renta antes de presentarlo. 

Confirmar un borrador en el que los datos sean erróneos o incompletos puede suponer la oportunidad de aplicar un ahorro o incluso nos podría conllevar una sanción. La responsabilidad de lo que se presenta es del propio contribuyente, Hacienda puede sancionar por confirmar datos que no son correctos, para lo que tiene un plazo de cuatro años.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad