Miércoles. 26.04.2017 |

"En España hay una sangría de recursos, sobre todo en las grandes empresas"

Enrique Abad, frente a los alumnos a los que dirigió la charla
Enrique Abad, frente a los alumnos a los que dirigió la charla
"En España hay una sangría de recursos, sobre todo en las grandes empresas"
Salamanca 24horas

Enrique Abad, de Intermón Oxfam, charló con los alumnos de la Facultad de Economía y Empresa sobre el informe de la confederación que habla de que las ocho personas más ricas tienen el mismo dinero que los 3.600 millones más pobres y sobre sus soluciones. "Los incentivos fiscales a la empresa están bien siempre que esté demostrable que generen bien social. De ahí a que no se esté pagando nada porque genera economía, no. Estamos generando todos", comentó

Oxfam Intermón organizó para este lunes una charla dentro de la Facultad de Economía y Empresa en la que estuvo presente el responsable de la confederación en Navarra, Enrique Abad. Él presentó el nuevo informe publicado en enero en el que se recalcaba que en el mundo ocho personas tienen lo mismo que 3.600 millones o que en España, son tres las personas lo que tienen lo mismo que 14,6 millones. 

Esto, para Abad, "es escandaloso" y se necesita realizar una serie de medidas que permitan igualar más los salarios o la fiscalidad. En España, por ejemplo, "hay una sangría de recursos sobre todo en las grandes empresas" a paraísos fiscales de manera legal. Lo ejemplificó con el caso de Apple que, en Irlanda, tributa un 0,05% y ha sido penalizado a pagar al país 13.000 millones de euros. 

En España ocurre algo similar, comenta Abad, que afirmaba que el ministro competente al menos ya se había dado cuenta de que están pagando poco. "Siempre hablamos del problema del gasto, hablemos de los ingresos. Se nos ha ido de las manos", confesaba. 

Por ello, han generado una propuesta que han presentado en varias administraciones, incluidas el Ayuntamiento de Salamanca y la Diputación, por la que estas se declaren libres de paraísos fiscales, para que en los procesos de contratación no lo hagan a empresas o filiales que tengan sedes en paraísos fiscales. 

También se quejó del impuesto de sociedades que, con las últimas reformas, se ha reducido aún más. De hecho, calificaba como un escándalo el hecho de que en Navarra, por ejemplo, se tribute más por el impuesto al tabaco o al alcohol que con el de sociedades. Sin embargo, quiso dejar claro que no se trata de no incentivar a las empresas, sino que se haga siempre que pueda revertir en la sociedad. "Los incentivos fiscales a la empresa están bien siempre que esté demostrable que generen bien social. De ahí a que no se esté pagando nada porque genera economía, no. Estamos generando todos", recordaba y emplazaba a las administraciones locales e internacionales a construir una presión para conseguirlo.

Comentarios