Jueves. 23.02.2017 |

El Gobierno aplaza el procedimiento para recuperar el dinero de las cláusulas suelo sin ir a juicio

Imagen de archivo de una protesta de Stop Desahucios
Imagen de archivo de una protesta de Stop Desahucios
El Gobierno aplaza el procedimiento para recuperar el dinero de las cláusulas suelo sin ir a juicio
Salamanca 24horas

Los bancos deberán devolver la cantidad cobrada de más desde la firma de la hipoteca en un plazo no superior a tres meses dentro de un proceso extrajudicial que será gratis para los consumidores afectados.  No obstante, a la hora de hacer la declaración de la renta se tributará por la deducción y los intereses de demora
 

El Consejo de Ministros tenía previsto aprobar este viernes un Real Decreto que articulará un procedimiento extrajudicial y gratuito para que los afectados por la cláusula suelo de las hipotecas puedan recuperar antes de tres meses el dinero cobrado de más por los bancos. Sin embargo, ha vuelto a aplazar su aprobación al no tener claros algunos de los detalles, estando pendiente un informe del Banco de España.

El Gobierno quiere que los hipotecados reciban la cantidad que les corresponda sin descontar el coste que les supone todo el proceso judicial por hacer efectiva la reciente sentencia del Tribunal Supremo que anula las cláusulas suelo de los bancos desde el momento en que se firmó la hipoteca.

Un Real Decreto con una letra pequeña cuyos detalles están aún pendientes de conocerse. Por el momento el Gobierno sólo ha anunciado que este proceso extrajudicial consistirá en una especie de cara a cara con el banco, sin abogados ni notarios por medio, que deberá resolverse antes de tres meses. Además, quienes reciban devoluciones por las reclamaciones de las cláusulas suelo de las hipotecas tendrán que tributar por los intereses de demora y regularizar la parte de las deducciones de las que se beneficiaron.

Al no haber un juez por medio, ¿quién calculará el dinero cobrado de más, el consumidor o el banco? Al parecer, serán las entidades financieras las encargadas, lo que ha puesto en alerta a las asociaciones de consumidores porque los afectados podrían acabar firmando acuerdos sin saber si los cálculos son correctos. Incluso se podría permitir que los bancos ofrezcan canjear el dinero en metálico por productos financieros de la entidad.

También hay dudas sobre la gratuidad para las partes de los derechos arancelarios, notariales y registrales en los acuerdos alcanzados, cuando en ningún caso es necesario modificar los contratos para proceder a la devolución de las cantidades cobradas de más. 

Comentarios