Llega a Salamanca la campaña para la prevención del riesgo cardiovascular en personas con diabetes

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en las personas con diabetes. Las personas con diabetes tipo 2 tienen hasta tres veces más riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular que las personas sin diabetes. Este jueves se celebra una conferencia desde las 18 horas en la Asociación Diabetológica Salmantina

Debido a las complicaciones asociadas a la diabetes tipo 2, como el nivel elevado de azúcar en sangre, la tensión arterial alta, la alteración de los lípidos y la obesidad, la enfermedad cardiovascular es una complicación frecuente y la principal causa de muerte de las personas que la padecen. Como precisa la doctora Louisa Myriam Beaulieu Oriol, especialista en Endocrinología, Nutrición y Medicina Familiar y Comunitaria, “las principales manifestaciones clínicas de esta enfermedad en la diabetes son la cardiopatía isquémica, los accidentes cerebrovasculares isquémicos y la obstrucción arterial en las extremidades inferiores”.

Sin embargo, un tratamiento adecuado junto a un programa de ejercicio y una dieta equilibrada pueden prevenir o disminuir este riesgo cardiovascular. Por ello, la Federación Española de Diabetes (FEDE), continúa este jueves en Salamanca con la campaña de sensibilización nacional dirigida a las personas con diabetes bajo el eslogan ‘De corazón, cuida tu diabetes’. La misma, que arrancó en Santander hace unos meses, pretende dar a conocer las enfermedades cardiovasculares y cómo el modo de tratar la diabetes puede ayudar a controlar el riesgo cardiovascular mediante charlas formativas. Estas serán impartidas en las asociaciones de pacientes por profesionales sanitarios. Esta se llevará a cabo en la Asociación Diabetológica Salmantina desde las 18 horas.

En Castilla y León se estima que hay más de 300.000 personas con diabetes, la mayoría con diabetes tipo 2. Así que, para Belén Bernal, presidenta de la Asociación Diabetológica Salmantina, “iniciativas como ésta son necesarias, ya que hay que mejorar notablemente el nivel informativo y formativo de las personas con diabetes al respecto”.

Como recuerda Belén, “el profesional médico no suele disponer en la consulta de tiempo suficiente. Así que, nuestra labor como Asociación es clave para apoyar en lo posible el trabajo de los profesionales sanitarios, servir de punto de encuentro entre ellos y los pacientes, permitiendo el intercambio de información y la resolución, en lo posible, de las dudas y pequeños problemas derivados de la convivencia diaria con la diabetes”.

Factores de riesgo

De las más de 5,3 millones de personas con diabetes en nuestro país entre el 90-95% de ellas padecen la tipo 2. Las personas con diabetes tienen hasta 3 veces más riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular que las personas sin diabetes3. Como aclara la doctora Beaulieu, “la diabetes tipo 2 es en sí misma un factor de riesgo cardiovascular. La hiperglucemia y la insulinoresistencia propias de la diabetes tienen un efecto directo produciendo arteriosclerosis, así como alteraciones en la coagulación de la sangre y en el endotelio vascular con las consiguientes complicaciones cardiovasculares”.

Además, en las personas con diabetes tipo 2 coexisten otros factores de riesgo cardiovascular: la obesidad en un 45%, la hipertensión arterial en el 75% y en un 78% de los casos la dislipemia4. Pero estos, junto con el tabaquismo, el estilo de vida sedentario o el estrés, se pueden modificar.

No obstante, la mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse siguiendo unos hábitos de vida saludables y controlando estos factores de riesgo. “Y cuando los pacientes son conscientes de ello se implican más en el control de la diabetes. Los primeros años tras el diagnóstico son cruciales en este sentido”, afirma la doctora.

Cambiar el estilo de vida

Junto al tratamiento, la dieta y el ejercicio son otros de los pilares básicos en el tratamiento de la diabetes y las patologías cardiovasculares. La doctora Beaulieu reconoce la dificultad para conseguir cambiar el estilo de vida del paciente. Aunque en cuanto a los hábitos nutricionales afirma que “nuestra dieta mediterránea se está consolidando como el patrón de dieta que ofrece más beneficios cardiovasculares y por lo tanto es extrapolable a esta población con tanto riesgo cardiovascular. Pero siempre estableciendo objetivos individualizados”.

Sobre el ejercicio físico, este experto matiza que “el mismo dependerá de la edad, el nivel de entrenamiento físico y la existencia de otras patologías. En general, se recomienda realizar ejercicio físico moderado durante 30 min al menos 3-5 días a la semana. Por ejemplo, caminar a diario”.

En cualquier caso, como incide Belén Bernal, “en una persona con diabetes es clave la educación diabetológica. Se tiene diabetes los 365 días del año y las 24 horas del día por lo que es el paciente quien tiene que auto controlar la enfermedad, siendo para ello parte activa en la supervisión y tratamiento de la diabetes”.