Jueves. 27.07.2017 |

CAMBIO DE SEXO

“Llevo años de retraso para poder ser completamente María Vanesa”

“Llevo años de retraso para poder ser completamente María Vanesa”
Salamanca 24horas

Hace 52 años nació hombre pero siempre se sintió mujer. Tras llevar a cabo un tratamiento hormonal e incluso implantarse mamas, únicamente está pendiente de la cirugía genital, pero la operación no llega y Sacyl, al no ajustarse este caso a su protocolo, quiere derivar el caso a Málaga. “Esto no es así, me quieren quitar de encima para olvidarse de mí”, asegura

En su primer Documento Nacional de Identidad estaba anotado el sexo varón, atendiendo a las características físicas de su cuerpo, pero su mente no crecía en la misma dirección. Cincuenta y dos años después, María Vanesa está a punto de ser completamente mujer en el aspecto físico. Sin embargo, su caso se sale del protocolo del servicio sanitario de Castilla y León (Sacyl) y lleva años esperando una operación de cirugía genital.

Desde que se independizara de sus padres, llevó a cabo un tratamiento hormonal e incluso pudo implantarse mamas, “me pagaron la mamoplastia en Madrid”, recuerda, pero ahora su lucha va camino de convertirse en una odisea. Y es que la complejidad de la operación que precisa hace que su caso se derive a la capital de España o a Málaga. En esta ocasión, a la ciudad andaluza, donde Maria Vanesa tiene que acudir en febrero de 2017 para una primera cita, pero eso no le garantiza que la operación sea a los pocos días y teme que el caso vuelva a dilatarse otro lustro.

“No se puede meter a una persona en un camino sin salida”, relata a SALAMANCA24HORAS. Y es que la lista de espera para una intervención en Castilla y León es de cinco a siete años, pero si entra en la lista de otra comunidad autónoma debe comenzar de cero, otros cinco o seis años de espera. “Si fuéramos quince o veinte en esta situación, entendería la espera, pero sólo soy yo, sólo es una persona, no entiendo por qué quieren derivarme a otra comunidad. Esto no es así, me quieren quitar de encima para olvidarse de mí”, lamenta.

María Vanesa asegura que ha encontrado cirujanos particulares en Castilla y León dispuestos a realizar la operación, pero tiene un coste que no puede asumir, ya que incluso sobrevive con vales de comida, un subsidio y a base de caridad del prójimo. Por eso reclama a Sacyl que costee su intervención quirúrgica y pueda culminar el proceso de reasignación de sexo, una demora que le está afectando mentalmente. “Llevo años de retraso para poder ser completamente María Vanesa, sólo pido que me dejen lograrlo antes de morir”, concluye.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad