¿Por qué difieren tanto los datos de la EPA y el Servicio Público de Empleo?

La Encuesta de Población Activa, como su mismo nombre indica, es una encuesta, mientras que el Ministerio de Empleo difunde los datos realmente registrados. Dependiendo del dato a tener en cuenta, una es más fiable que otra y viceversa

Los datos de la Encuesta de Población Activa han vuelto a mostrar una evolución de las cifras de desempleo diferentes a las ofrecidas por el Ministerio de Trabajo recientemente. ¿Por qué se producen estas diferencias en los datos?

Reduciendo al máximo las definiciones de ambas cifras, la EPA, como su mismo nombre indica, es una encuesta, mientras que la otra responde a datos realmente registrados. La Encuesta de Población Activa (EPA) tiene una aparición trimestral y se trata de una investigación dirigida hacia las familias con el objetivo de conseguir datos de la población relacionados con el posible número de personas ocupadas, activas, inactivas y desempleadas.

Como su propio nombre indica, es una encuesta. La realiza el Instituto Nacional de Estadística (INE), sobre 65.000 familias o 200.000 personas en cada trimestre. Los entrevistados tienen que contestar a unas preguntas sobre su situación en la semana anterior a la entrevista. Un mes y medio después se obtiene los resultados del trabajo realizado. La EPA tiene una publicación trimestral, y por ello se habla de la EPA del primer trimestre, la del segundo trimestre, etcétera. Así, por ejemplo, y a modo de síntesis, una persona en la encuesta pasaría a engrosar la lista de parados, si tuviera 16 o más años; si en la semana anterior a la entrevista, hubiera estado sin trabajo, con disponibilidad para trabajar y hubiera estado buscando activamente trabajo.

Para considerar que una persona ha estado buscando trabajo de forma activa, debe superar una serie de criterios como por ejemplo: haber estado en contacto con una oficina pública de empleo con el objetivo de conseguir trabajo, haberse  anunciado o respondido a anuncios de periódicos, haber estudiado ofertas de empleo, etc (para una mayor información en relación a la definición y criterios de la EPA el INE ofrece una extensa información)

Sin embargo, la cifra de los registrados en el Inem no obedece a ninguna encuesta, sino que se refiere a aquellas personas, que se han registrado en las oficinas de desempleo en ese mes. Tiene una aparición mensual, y por ello se habla del desempleo en noviembre, diciembre, enero...

Ventajas e inconvenientes

Los datos de la EPA y del Servicio Público de Empleo (antiguo Inem) son distintos ya que utilizan diferentes metodologías para su obtención. Existen aspectos a favor y aspectos en contra entre unos datos y otros. Por ejemplo, los datos de la EPA pueden considerarse más extensos ya que nos ofrecen información sobre las personas activas, inactivas, ocupadas y desocupadas mientras que se puede argumentar que el Inem mide sólo el número de parados que están registrados en sus oficinas.

A favor de los datos del Inem se puede decir que mientras que la EPA se trata de una encuesta que utiliza una muestra para extrapolar los datos al resto de la población, los datos del Inem son desempleados reales registrados con nombres y apellidos en sus listas. Pero también hay que decir a favor de la EPA, que existen personas que contestan que desean trabajar pero que no se encuentran inscritas en el Inem.