Miércoles. 26.07.2017 |

EL IMPUESTO AL SOL, A DEBATE

Hacia un nuevo modelo energético

Hacia un nuevo modelo energético
Salamanca 24horas

La acuciante necesidad de mejorar la sostenibilidad medioambiental manteniendo la eficiencia energética, hace que se deba invertir el modelo energético. De los combustibles fósiles a las energías renovables

Se está produciendo un cambio en el modelo energético global. Hasta el siglo XIX se usaba la madera como fuente principal de energía, en el siglo XIX se empezó a utilizar el carbón, mientras llegado el siglo XX, fue el petróleo el elemento más común para activar la energía necesaria para mover el planeta y la actividad que el ser humano desarrolla en él.

Estamos en el siglo XXI y es necesario un nuevo cambio en la obtención de energía. Se necesitan nuevas fuentes y deben ser fuente que no se agoten, como sucede con los combustibles fósiles, que además son lesivos para el planeta desde el punto de vista medioambiental.

Según Carlos Pérez Guerra, responsable de proyectos de Local y Sostenible SL, actualmente es técnica y económicamente viable depender de energías renovables. Y, de hecho, es hacia donde vamos. “El mundo que viene es un mundo ecléctico”, afirma.

Sin embargo, cualquier cambio que deba acometerse en la aldea global conlleva un costoso proceso de adaptación. El propio usuario puede ser reticente a acercarse a las energías renovables por desconocimiento. Además,  hay un sistema implantado que representa un próspero modelo de negocio al que nadie querría renunciar.

“Normalmente, las decisiones que se toman a nivel político no se toman pensando solo en el bienestar general del país, sino que se toman primando intereses económicos. En ese punto estamos. Pero cada vez hay más gente que apuesta por este tipo de tecnologías y por modelos de generación eléctrica más sostenibles con el planeta, porque el cambio climático existe. De cualquier manera, no solo se trata de un tema medioambiental, sino que las energías renovables son económicamente competitivas.

La generación distribuida y el 'prosumidor'

La energías renovables, sobre todo la fotovoltaica y la eólica, son importantes en la nueva configuración de los sistemas energéticos de los países porque permiten hacer el sistema más eficiente, mediante la generación distribuida. Esto quiere decir que puedes colocar las fuentes de generación de energía al lado de los puntos donde se va a consumir. Así disminuye la pérdida en su transporte.

La energía solar fotovoltaica también permite, dentro del nuevo modelo energético de generación distribuida, que el consumidor deja de ser un actor pasivo, que solo puede consumir. De esta manera, el consumidor se convierte en 'prosumidor', es parte activa del ciclo porque puede generar y consumir a la vez. ·Eso hace que tenga más opciones y el sistema sea más eficiente porque la energía se produce, ya no al lado del lugar dónde se va a consumir, sino dentro del lugar dónde se va a consumir”, afirma Carlos Pérez Guerra.

“Ahora mismo no está regulado lo que sucede con la energía que se produce mediante una instalación solar fotovoltaica y no se consume en el momento. Esa energía va a la red y es el sistema el que la distribuye”. Sin embargo, hay otros modelos de consumo como el que se practica en Chile, según el que un usuario es compensado por aquella energía que produce y no consume. Si bien, no está regulada su venta, sí se produce un ahorro porque la energía es devuelta al mismo usuario en un periodo en el que consume más energía de la que produce, como puede ser en el periodo invernal, suponiendo que ha producido más de la que ha consumido en verano.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad