Jueves. 23.03.2017 |

Regreso a las aulas tras las vacaciones navideñas con el debate sobre los deberes aún abierto

Vuelta a la aulas tras las vacaciones navideñas
Vuelta a la aulas tras las vacaciones navideñas
Regreso a las aulas tras las vacaciones navideñas con el debate sobre los deberes aún abierto
Salamanca 24horas

Asociaciones de padres de alumnos continúan promoviendo una huelga de deberes durante los fines de semana, solicitando a los profesores que no manden tareas a los niños o que las familias no dejen que las hagan. Reclaman otro modelo educativo extraescolar y ponen como ejemplo países como Alemania o Finlandia, donde obtienen mejores resultados educativos sin vapulear a los niños con deberes que les restan tiempo de su vida infantil y familiar. El sindicato de profesores ANPE reclama más colaboración entre familia y escuela. Manifiesta su rechazo "ante estas propuestas que incitan a la insumisión y al boicot atentando contra la actividad del profesorado y su autoridad profesional y académica"
 

Lunes de regreso a las aulas tras las vacaciones de Navidad, pero con dos cuestiones aún a debate que perduran del año pasado. A la futura vigencia de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, la polémica Lomce, se le une el enfrentamiento entre asociaciones de padres y profesores por los deberes extraescolares.

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) continúa con su campaña solicitando a los profesores que no manden deberes escolares para los fines de semana o que las familias los dejen sin hacer. De esta forma, promueve una huelga de deberes escolares para continuar con la campaña de concienciación acerca del excesivo tiempo que a su juicio los niños deben dedicar a tareas extraescolares en detrimento de la vida infantil y familiar.

La campaña de Ceapa '‘En la Escuela falta una asignatura: Mi tiempo libre'’ considera “injusto, ineficaz y contraproducente la existencia de los deberes escolares. "Hemos pedido hasta el cansancio sentarnos a debatir sobre los tiempos escolares y los métodos de enseñanza que necesitan y merecen nuestros hijos e hijas. Tiempos y métodos que en países que consiguen mejores resultados educativos, como Finlandia o Alemania, por ejemplo, hace tiempo que ya tienen adoptados y que les permiten educar mejor, enseñar mejor y respetar a la vez los derechos de los menores"”.

Por otro lado, justifican las asociaciones de padres su campaña en que los informes internacionales de la Organización para la Cooperación y Desarrollo de los Estados (OCDE) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre otros, insisten en que el sistema educativo español “está en un camino equivocado, que más tiempo diario del alumnado a tareas escolares no es precisamente positivo sino todo lo contrario, hemos ido prolongando la jornada escolar total diaria del alumnado. Poco importa si el centro educativo tiene un tipo de jornada u otra y si pasan más o menos tiempo en el centro educativo, la carga escolar que se delega en la familia con los deberes no ha hecho nada más que crecer”.  

En la actualidad, niños de Educación Infantil, de tres a cinco años, también llevan deberes para casa. "“Desde ese momento, el tiempo dedicado a estos se va incrementando y los niños de Educación Primaria, a sus cinco horas diarias de clase, añaden varias más para acumular una jornada de trabajo que algunos adultos no aceptarían. Cuando llegan a la Educación Secundaria, si no antes, su tiempo libre se ha esfumado. Los datos nos dicen que llegan a tener hasta 60 horas a la semana dedicadas a satisfacer las imposiciones del sistema educativo. Trabajan mucho más tiempo que un adulto. Y son menores de edad”", argumenta Ceapa.

La campaña de las asociaciones de padres ha habilitado una página weg, www.educacionsindeberes.org, en la que ofrecen la información básica. Además, se hablará con los centros educativos con la misma intención. "“La educación es mucho más que el currículo escolar. No es suficiente con enseñarles conocimientos y ayudarles a superar exámenes, debemos educarles, transmitirles valores y todo ello no es posible si no podemos pasar tiempo con ellos. Para educar bien a nuestros hijos e hijas necesitamos que nos dejen hacerlo, necesitamos que la escuela no invada nuestro espacio como lo hace en este momento y que nos devuelva el espacio familiar que nos ha arrebatado"”, concluye Ceapa.

Al respecto, la Asociación Nacional de Profesores ANPE manifiesta su rechazo "ante estas propuestas que incitan a la insumisión y al boicot atentando contra la actividad del profesorado y su autoridad profesional y académica. La comunicación en el centro educativo entre el profesorado y las familias resulta fundamental para resolver estas controversias desde el diálogo con el tutor o con el equipo directivo o desde los órganos de participación educativa como es el Consejo Escolar.  Las propuestas de boicot e insumisión no encajan en una buena dinámica educativa lanzando un mensaje demoledor sobre la relación profesor-alumno que socava la autoridad del docente, atenta contra la buena convivencia escolar y en última instancia contra el rendimiento académico del alumno"”.

“Desde ANPE están dispuestos a participar en el debate sobre la necesidad de introducir racionalidad en los deberes escolares reconociendo los beneficios que tienen dichas tareas como afianzar lo aprendido en el aula, inculcar hábito de estudio, fomentar el esfuerzo personal e incluso la organización y planificación del trabajo del alumno siempre que se respete la adecuación, la moderación y la proporcionalidad de dichos deberes a la edad y al nivel educativo y, a su vez, tienen que respetar los diferentes tiempos del estudiante para jugar, descansar y relacionarse con los demás. "El objetivo de los deberes es mejorar el rendimiento de cada alumno respondiendo a sus necesidades educativas”", indican.

“ANPE pide respeto y confianza en la labor del profesorado y que no se cuestione continuamente su profesionalidad. Este tipo de campañas distorsionan el problema y lo alejan del ámbito propio donde debe resolverse: el centro educativo. Desde ANPE apelan al sentido común y al diálogo familia-escuela. "La relación indisociable en la función educativa de la familia y la escuela hace que sea necesaria la implicación y cooperación de ambas para la mejora de la educación de nuestros alumnos y para su rendimiento escolar”", concluye el sindicato.

Comentarios