Miércoles. 26.04.2017 |

"El Gobierno está dejando morir a la administración pública"

"El Gobierno está dejando morir a la administración pública"
Salamanca 24horas

Las centrales sindicales de CCOO, UGT y CSIF se han movilizado al mediodía junto a la Subdelegación del Gobierno, en la Gran Vía, para recuperar las 35 horas semanales, el poder adquisitivo perdido y la eliminación de la tasa de reposición de los empleados públicos, entre otros derechos que, según los sindicatos, se han perdido y son derechos fundamentales. Además de la manifestación de este martes, en Salamanca habrá otras dos, el 3 y el 20 de abril. 

Los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO), Unión General de Trabajadores (UGT) y Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) continúan la campaña de movilizaciones por toda Castilla y León. Este martes a las 12:00 horas fue el turno de Salamanca, frente a la Subdelegación del Gobierno, en la Gran Vía, donde se produjo una concentración para exigir que se recuperen los derechos perdidos y que se firmaron en el acuerdo marco en septiembre de 2015, acuerdo que el Gobierno no ha terminado de cumplir.

Para los sindicatos, todos los derechos que se han perdido para los trabajadores, en especial para los empleados públicos, cuesta mucho recuperarlos, y es cuestión de justicia. Así, estas movilizaciones se desarrollan en torno a tres ejes. La recuperación de las 35 horas semanales, la recuperación de salarios dignos y la recuperación de la oferta de empleo púbica.

Manuel Ángel González, secretario general de la Sección Sindical de la Junta de Castilla y León de Comisiones Obreras, ha explicado que la recuperación de la jornada de 35 horas semanales para los trabajadores públicos es la petición más justa, ya que la medida de aumentar la jornada laboral, que ha calificado de populista y que criminalizaba a los trabajadores, “no ha servido para mejorar el servicio público, sino todo lo contrario". En la concentración comentó que "ahora es el momento oportuno de hacerles ver que estamos en óptima condición porque el crecimiento está en más de 3%. No es un privilegio ser empleado público. Reivindicamos lo que es nuestro". 

Manuel Ángel González también ofreció datos en la rueda de prensa, como que se han perdido más de 15.000 puestos de trabajo desde 2010, y ha asegurado que en los Servicios Sociales, la Junta de Castilla y León está realizando un ERE encubierto, que supone una reducción de plantilla del 10% cada dos años. Además, el secretario de CCOO explicó que con la reducción de jornada se conseguiría un aumento de los puestos de trabajo y que se cubriría la oferta pública de empleo necesaria, otra de las reivindicaciones. Por último, también aseguro que se han perdido derechos que tenían los trabajadores y que nadie les regaló, y que el derecho fundamental al trabajo “no se está ejerciendo”.

Sergio Vaquero Aparicio, responsable del Sector de Enseñanza de CSIF Salamanca, afirmó que es fundamental que se aprueben unos Presupuestos Generales del Estado para este año 2017, ya que sin esos presupuestos es imposible que haya una oferta de empleo público, y exigió que se elimine la tasa de reposición para 2017 o, que en caso contrario, se establezca en el 100% o más, para que así ayude a recuperar los puestos perdidos, que numeró en 15.300 desde 2010 hasta junio de 2016 en toda Castilla y León y en unos 2700 en la provincia de Salamanca. "Se está jugando con el sudor de mucha gente. Los hay que llevan mucho dinero invertido y que después del esfuerzo les dicen que no les van a sacar la oposición". Además, Sergio Vaquero también detalló la tasa de interinidad de los empleados púbicos, que es de un 30%, un número muy elevado para el responsable del CSIF, y más aún en el sector de sanidad, donde alcanza el 40%.

Además, también aseguró que hay muchos trabajadores contratados a tiempo parcial, lo cual redunda en un peor servicio. Es por ello que los sindicatos exigen que se acabe con la temporalidad y precariedad de los trabajadores públicos, ya que se está creando una inestabilidad en las plantillas que empeoran los servicios para los ciudadanos. También afirmó que, debido a la no existencia de oferta de empleo público, se juega con la gente que está preparando oposiciones, como ha ocurrido este año en el sector de educación.

Fernando López Sánchez, secretario general de la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos de Salamanca, definió la situación de los empleos públicos como “una situación manida”, y que se ha ejemplificado en la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores públicos, ya que la subida salarial de estos está por debajo del IPC y de otros empleados. Además, consideró que utilizar el ejemplo de los trabajadores públicos para modificar la legislación laboral de todos los trabajadores es “la excusa de siempre” para eliminar derechos de trabajadores, al igual que considera que la no aprobación de los Presupuestos Generales del Estado es la “excusa perfecta” para no llevar a cabo una negociación.

Fernando López también defendió a los trabajadores públicos, a los que el Gobierno siempre ha puesto en el punto de mira, tanto de la gente como de la prensa, pero que sin embargo “la Administración funciona gracias a estos trabajadores mal pagados y maltratados”. "El Gobierno está dejando morir a la administración dejándola sin medios en la espera de ir privatizando los servicios públicos. Para justificar una merma en la prestación de servicios públicos vale todo pero cuando se presume de recuperación nos olvidamos de reactivar la administración pública", se quejó.

Comentarios