Lunes. 29.05.2017 |

Tráfico certifica la eficiencia medioambiental de vehículos sin comprobar su nivel de contaminación

Tráfico certifica la eficiencia medioambiental de vehículos sin comprobar su nivel de contaminación
Salamanca 24horas

La asociación de consumidores Facua asegura que coches de marcas afectadas por el fraude de las emisiones de gases están recibiendo certificados sin que hayan pasado prueba alguna. También cuestiona la utilidad real de esta medida, dado que si no se conoce cuál es el nivel real de emisiones de los vehículos, tampoco se puede saber cómo contribuye este distintivo a mejorar la calidad del aire o reducir la contaminación provocada por el parque móvil estatal
 

Facua-Consumidores en Acción considera un escándalo que la Dirección General de Tráfico (DGT) confirme que no ha llevado a cabo ni la más mínima comprobación de la contaminación real de los vehículos a los que está enviando un distintivo de eficiencia medioambiental. Por ejemplo, a los vehículos afectados por el fraude de las emisiones de gases, habiéndose catalogado los vehículos bajo criterios europeos sin comprobar que los cumplen.

Precisamente esta semana la Comisión Europea ha enviado un ultimátum al Gobierno español por los altos niveles de contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) de las principales ciudades del estado. Así, le ha instado a tomar medidas para garantizar una buena calidad del aire y proteger la salud pública, entre las que incluye reducir las emisiones contaminantes a través de la disminución del volumen global de tráfico y el cambio a vehículos eléctricos.

El distintivo que se entrega a los vehículos afectados por el fraude se corresponde con la categoría B, que en el caso de motores diésel, se refiere a coches de ocho plazas matriculados a partir de 2005 que cumplen la norma Euro 4 y Euro 5. Sin embargo, el peritaje que se le ha hecho a algunos de los vehículos afectados indica que las emisiones reales de estos vehículos no sólo no cumplen con la normativa Euro 5, sino que tampoco lo hacen con la anterior, Euro 4, mucho más permisiva en cuanto a las emisiones, ni con la Euro 3.

Facua considera que los distintivos medioambientales como el que está distribuyendo la DGT carecen de sentido si su otorgamiento no va unido al cumplimiento de las garantías necesarias para que responda a la realidad en beneficio del medio ambiente, la salud y los derechos del consumidor. “Repartir este tipo de certificación a vehículos sobre los que no existe un auténtico control de emisiones de gases en conducción, esto es, en circunstancias reales de conducción, es papel mojado y carece de valor”, añade.

La asociación también cuestiona la utilidad real de esta medida, dado que si no se conoce cuál es el nivel real de emisiones de los vehículos, tampoco se puede saber cómo contribuye este distintivo a mejorar la calidad del aire o reducir la contaminación provocada por el parque móvil estatal.

Continúa Facua que la propia información que la DGT ha publicado en su página web sobre estos certificados es falsa, dado que dice que estos distintivos se han creado "en función del impacto medioambiental de los vehículos", algo que el organismo de tráfico ha admitido que desconoce. “En realidad estos distintivos están referidos a la norma europea medioambiental correspondiente, que está relacionada con el potencial contaminante de los coches, no su impacto real sobre el medio ambiente”, concluye.

Respuesta de Tráfico

La Dirección General de Tráfico aclara que más de cuatro millones de titulares de vehículos han recibido ya en su domicilio el distintivo ambiental que cataloga el parque de vehículos en función del potencial contaminante.  

Que no llega a un centenar las etiquetas erróneas detectadas de entre los 4 millones que se han distribuido a los titulares de los vehículos clasificados y que la reposición de estas etiquetas erróneas será gratuita. 

La clasificación atiende exclusivamente a criterios técnicos marcados por la UE y tiene su origen en el Plan Nacional de Calidad del Aire 2013- 2016. En dicho Plan se afirma que el tráfico rodado es una importante fuente de emisiones en las grandes ciudades y propone la clasificación de los vehículos en función de su potencial contaminante. En este sentido, ya existen iniciativas similares de etiquetado de vehículos en otros países de la Unión Europea. 

Los criterios para clasificar el parque de vehículos han sido el resultado de un largo y deliberado trabajo liderado por la DGT y en el que han participado entre otros organismos el Ayuntamiento de Madrid, el Ayuntamiento de Barcelona, el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital. 

Estos distintivos servirán de herramienta para que las distintas administraciones puedan aplicar las medidas de estímulo positivo que consideren adecuadas para lograr una movilidad más sostenible. 

La colocación del distintivo en el vehículo es voluntaria, sin perjuicio de que cada administración establezca su obligatoriedad casos concretos. En este sentido, el distintivo facilita la rápida identificación visual de los vehículos, y, por tanto,  hace que su colocación sea recomendable. Desde la DGT se aconseja colocarlo en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero o, en su defecto, en cualquier otro sitio visible del vehículo.

La expedición del distintivo ambiental emitido por la DGT se ha realizado en base a las características técnicas obrantes en el Registro Nacional de Vehículos. 

Si un ciudadano considera que el distintivo muestra algún dato que no coincide con el que se indica en la Tarjeta ITV, para subsanar ese incidencia, simplemente, puede dirigirse a cualquiera de las  Jefaturas Provinciales de Tráfico y llevar la tarjeta ITV, el permiso de circulación del vehículo junto con el distintivo y solicitar que revisen la catalogación de su vehículo. 

La jefatura revisará que los datos técnicos del vehículo que obran en el Registro Nacional de Vehículos son los correctos. Si no fuera así, corregirá el error y solicitará a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre la generación del distintivo correcto que el ciudadano recibirá gratuitamente en su domicilio.

Comentarios