La Diputación muestra un rechazo unánime a la ampliación del proyecto de la mina de uranio

El Partido Popular finalmente ha aprobado la moción planteada por el resto de la oposición, aunque cabe recordar que la institución provincial no tiene competencia en este asunto

Este viernes ha tenido lugar el pleno ordinario del mes de septiembre en la Diputación de Salamanca. Buena parte de la atención ha estado centrada en la moción propuesta por la oposición en bloque para rechazar la ampliación del proyecto de Berkeley Minera en la provincia charra. De hecho, decenas de trabajadores de la compañía se manifestaron en la puerta del palacio de La Salina para lanzar sus proclamas en favor de sus empleos.

La moción contra la ampliación de la zona de extracción de la empresa Berkeley Minera a las inmediaciones del municipio de Villavieja de Yeltes fue aprobada por unanimidad. Cierto es que, en un primer momento, el grupo popular solicitó que la propuesta quedara encima de la mesa para debatirla una vez que encontrara información suficiente respecto al nuevo proyecto.

Sin embargo, la situación descrita por la oposición, referida a la extracción de uranio a una distancia de apenas 100 metros del colegio de Vilavieja de Yeltes y de la residencia de mayores, decantaron la balanza y se obtuvo la unanimidad. Cabe recordar que mediante este acuerdo la Diputación ha rechazado la ampliación de la zona de extracción de la mina de uranio de Berkeley, aunque no tiene competencias al respecto.

La sesión plenaria había comenzado con un enganchón entre Gabriel del Mora y Chabela de la Torre. El diputado de Ganemos aseguró que el equipo de gobierno había ejecutado únicamente un 7% del presupuesto destinado a Turismo y un 72% del Plan de Carreteras. De la Torre aclaró que se trata de un problema de periodificación. “En realidad, se ejecuta más de un 95% del Presupuesto cada año, pero usted se da cuenta solo de lo que quiere”, ha replicado.

El pleno de este viernes también sirvió para aprobar la cuenta general del presupuesto del ejercicio 2016, con la única abstención de Ganemos Salamanca, y la ampliación del plazo de justificación de inversiones, incluidas en el Plan de Cooperación bianual vigente, esta vez por unanimidad. Por otro lado, se incluyó la aprobación, también por unanimidad, del convenio de colaboración con la Junta para la recuperación ambiental de zonas degradadas por el depósito de residuos inertes en la provincia.

La Diputación, de igual manera, ha modificado el reglamento de creación de ficheros de titularidad pública de carácter personal, con el fin de adaptar el control de acceso de empleados. De nuevo por consenso y con la abstención de Gabriel de la Mora, aunque e grupo socialista lamentó que no hubieran contado con ellos, a pesar de que el asunto sí paso por la Comisión correspondiente.

El primero de los debates intensos de la sesión de este jueves llegó a colación del sistema público de pensiones y la moción presentada de manera conjunta por la oposición en bloque a la que había que sumar una del Partida Popular referente a la misma materia. Estando de acuerdo toda la corporación provincial en que el Pacto de Toledo necesita una renovación, finalmente las dos mociones han sido retiradas con el compromiso de los cuatro grupos de sentarse a negociar una nueva moción que pueda salir adelante por unanimidad.

La primera de las mociones del grupo provincial socialista pretendía que la Diputación mostrara su apoyo a la derogación de la reforma laboral del año 2013. Entre los acuerdos propuestos por los socialistas, se encontraba la subida de los salarios, incluidos los públicos, así como del salario mínimo interprofesional, reducir los contratos temporales, incentivar el empleo joven, reducir la brecha salarial de género y mejorar la rentabilidad de los autónomos.

Sin embargo, Ciudadanos hizo uso de su abstención y el Partido Popular se opuso argumentando, a través de la diputada de Economía y vicepresidenta de la Diputación, Chabela de la torre, que es precisamente el modelo implementado por el gobierno de Mariano Rajoy el que está permitiendo la creación de empleo y a salida paulatina de la crisis.

El grupo socialista también trató de sacar adelante una moción relativa al pacto contra la violencia de género aprobado este jueves. En concreto, la propuesta solicitaba instar al gobierno de la nación a acortar los plazos para activar los acuerdos alcanzados. En este sentido, con la convicción de todos los grupos de la necesidad de actuar para acabar con esta lacra, el Partido Popular decidió bloquear la moción por encontrarla innecesaria.

“No tiene mucho sentido plantear hoy una moción a favor de un pacto que, precisamente, se aprobó ayer con la participación de expertos y asociaciones de toda España. Es incomprensible esta moción. Yo le propongo que ya que tienen tanto interés en que se ponga en marcha el pacto, que sus grupos aprueben los Presupuestos Generales del Estado y así comenzarán a aplicarse todos estos acuerdos. El resto de formaciones votó a favor de la propuesta.

Una proporción idéntica, 13-12 en número de diputados a favor y en contra, que obtuvo el Partido Socialista en la tercera de sus mociones. En este caso, solicitaban la aprobación de un plan de ayudas a los municipios afectados por el fuego, con el objetivo de reestablecer los elementos afectados por el mismo, y la elaboración de un plan para incrementar las acciones preventivas. El Partido Popular se opuso argumentando que es una competencia de la Junta de Castilla y León y que, de hecho, ya están colaborando con los distintos municipios cuando es necesario.

La última de las mociones del Partido Socialista perseguía la reorganización del plan de ayudas Prepara, junto al gobierno y las comunidades autónomas. De nuevo, el Partido Popular alegando que ya se está trabajando en esta materia, se opuso bloqueando la iniciativa.

También rechazada por el voto negativo de los populares fue la moción presentada por Ciudadanos en apoyo a Centroamérica y la expresión de solidaridad con los afectados por los desastres naturales, al igual que la propuesta por Gabriel de la Mora para prestar apoyo a las entidades menores. Sí fue aprobada, por otro lado, la propuesta de Ganemos Salamanca para activar una estrategia de prevención de la contaminación de las aguas por agroquímicos en la provincia.