Sábado. 27.05.2017 |

Juzgado por plantar marihuana en Fuenteguinaldo, aunque asegura que era para infusiones

Imagen de archivo de plantas de marihuana
Imagen de archivo de plantas de marihuana
Juzgado por plantar marihuana en Fuenteguinaldo, aunque asegura que era para infusiones
Salamanca 24horas

El acusado sostiene que la plantó en su huerto porque vio en internet que podía ayudarle a contener los nervios tras el fallecimiento de su padre. El Ministerio Fiscal solicita para él una pena de dos años de prisión y una multa de casi 6.000 euros por un delito contra la salud pública

Un hombre, cuyas iniciales responden a S.V.M., ha sido procesado este martes en la sala de penal número dos de los Juzgados de Salamanca en la plaza Colón, acusado de un delito contra la salud pública. El Ministerio Fiscal pide para él dos años de prisión y una multa de 5.847,66 euros, sustituible por 3 meses de prisión.

En su declaración, S.V.M, ha reconocido que la plantación de marihuana que halló la Guardia Civil en su huerto de la localidad salmantina de Fuenteguinaldo era de su propiedad. Un total de seis plantas con un peso en bruto de 12 kilos, de las que se podrían haber extraído 2.210 gramos de cannabis para su venta al menudeo, pudiendo haber tenido un rendimiento económico de en torno a los 3.000 euros, según la prueba pericial que consta en el auto de instrucción.

Sin embargo, el acusado ha mantenido que la posesión de la marihuana era para consumo propio, algo que no está penado por el ordenamiento jurídico español. Además, en su declaración ante la jueza ha asegurado que la había empezado a consumir por la noche en infusiones con el objetivo de controlar su estado emocional, ya que el reciente fallecimiento de su padre le tenía sumido en un estado excesivo de nervios que le impedía conciliar el sueño. En todo momento, ha negado que el destino final de la droga encontrada en su casa fuera la venta a terceros.

Colaboración absoluta

Las plantas podían verse desde el exterior y el hombre colaboró en todo momento con los guardias civiles que procedieron a su detención. En este sentido, mantiene que no sabía que podía estar incurriendo en la comisión de un delito y que había leído en internet que el cannabis podía ayudarle a dormir, como ha admitido que pudo comprobar después. Además, ha añadido que no ha vuelto a plantar marihuana desde entonces y que no se lo ocurriría volver a hacerlo.

También han declarado los dos guardias civiles que procedieron a su detención y que montaron un servicio de vigilancia en torno a su finca tras recibir un “chivatazo” sobre la existencia de esta plantación. Ambos han reconocido que el hombre colaboró, aunque han revelado que en dependencias policiales aseguró espontáneamente que no era consumidor de drogas y que podían hacerle un análisis. Este hecho, podría desvirtuar la versión de la infusión, aunque los agentes no han podido precisar si le preguntaron después para qué quería la droga.

En sus conclusiones, el Ministerio Fiscal ha matizado su escrito de acusación, reconociendo que era necesario acudir a juicio debido a la cantidad de droga de la que se incautaron los agentes de la Benemérita el pasado 23 de agosto. Y es que, según los estándares de consumo propio, el acusado había hecho acopo de droga para más de tres meses.

La defensa, por su parte, ha solicitado la libre absolución para su representado considerando que no puede considerarse probada su culpabilidad, añadiendo además que los guardias civiles no encontraron ningún utensilio típico del menudeo de droga, como una balanza de precisión, un picahojas o bolsas para su distribución. 

Comentarios