Martes. 24.10.2017 |

Una mujer se enfrenta a año y medio de prisión por apropiarse de mobiliario de una vivienda alquilada

Los hechos tuvieron lugar en la calle Fernando de Rojas
Los hechos tuvieron lugar en la calle Fernando de Rojas
Una mujer se enfrenta a año y medio de prisión por apropiarse de mobiliario de una vivienda alquilada
Salamanca 24horas

Se trata de la arrendataria, que niega su implicación en los hechos y asegura que fueron dos chicos de etnia gitana, que entraron a robar a la vivienda cuando ella ya no se encontraba allí a pesar de que el contrato seguía vigente. Momentos antes de la vista se vivieron momentos tensos en los pasillos de los Juzgados por los que la Policía Nacional tuvo que actuar y fue detenida por un presunto robo anterior. Los hechos se remontan al primer trimestre de 2016

El Juzgado de lo Penal número Uno de Salamanca ha acogido en la mañana del lunes el juicio contra una mujer, A.B.M.B., acusada de un delito de apropiación indebida y de daños en un domicilio de propiedad de otra persona en la que vivió como arrendataria. Anteriormente a la celebración de la vista la Policía Nacional tuvo que actuar ante el estado de nervios de la acusada, que la emprendió a gritos contra el denunciante en los pasillos hasta el punto de que tuvo que ser detenida por otro presunto robo cometido.

Durante la vista, la acusada negó que ella se hubiera llevado nada de la casa y que le hubiera causado daños. De hecho, señaló a otro joven, expareja de una amiga suya, como el presunto autor de los hechos. En su declaración, alegó que entró a vivir en una casa casi inhabitable y que, como consecuencia, le pidió al arrendador poder cambiar los muebles, algo a lo que accedió. 

Pagó los dos primeros meses, dijo, antes de irse a otro lugar a pesar de que seguía siendo la arrendataria del lugar. Desde ese momento, comentó, casi se olvidó de esta vivienda y dejó las llaves en el buzón al dueño, aunque este dijo no haber tenido acceso nunca a estas llaves. Lo cierto es que después de que se le cortara la luz a la vivienda a petición del dueño, este denunció hasta que el 9 de marzo de 2016 se procedió al desahucio, entrando en la casa junto con agentes de la Policía, encontrándose con severos daños en la vivienda, a la que le faltaban algunas cosas como puertas o ventanas, según comentó el propio arrendador. 

Sin embargo, la defensa alegó que tampoco hubo nunca un inventario de lo que contenía la vivienda por lo que se hace complicado saber cuáles fueron las cosas sustraídas. En todo caso, el propio dueño comentó que vecinos del lugar le habían hablado siempre de hombres y nunca de una mujer y dijo que podría ser el hijo de esta. La misma acusada habló de que una noche vio a dos hombres huir del lugar después de que le avisaran de que alguien estaba en la vivienda.

El Ministerio Fiscal, frente a estas declaraciones, mantuvo su petición de un año y medio de prisión por el delito de apropiación indebida y aumentó la multa e indemnización por el delito de daños al sobrepasar estos los 400 euros. De esta manera, el total en indemnización pedida es de más de 1.800 euros. Hasta los 3.700, sin embargo, llega la acusación. Por parte de la defensa, consideran a la acusada inocente, principalmente por el desconocimiento del inventario y por las declaraciones de ambos de que vieron a hombres y no a la mujer, que se fue detenida por los incidentes previos al juicio. 

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad