Martes. 17.10.2017 |

Piden dos años de prisión para cuatro hombres acusados de robar cobre para después venderlo

Piden dos años de prisión para cuatro hombres acusados de robar cobre para después venderlo
Salamanca 24horas

Los hechos se sucedieron entre el 20 y el 23 de febrero mientras que la Guardia Civil les detuvo un día después. Los agentes aseguran que no hay duda de que se trata del mismo cobre aunque los acusados se manifiestan como inocentes y afirman que el cobre proviene de unas obras que uno de ellos realiza en diferentes lugares. La defensa pide la libre absolución y, subsidiariamente, la condena de un máximo de 18 meses ya que no causó un perjuicio grave

Cuatro acusados, A.J.L., D.V.J., J.J.J. y D.S.T. se enfrentan a dos años de prisión después de que el Juzgado de lo Penal número Uno haya acogido el juicio contra ellos por su presunta implicación en el robo de cobre en dos explotaciones en el término municipal de Pelabravo. En concreto, se les acusa de un hurto de 200 metros de cobre procedente de instalaciones de riego que posteriormente querrían haberlo vendido a una chatarrería de Carbajosa a venderlo. Sin embargo, la Guardia Civil les interceptó anteriormente. 

Durante la vista, los cuatro acusados, sin embargo, han negado ser autores del robo y aseguraron que el encontrado en el maletero del vehículo lo habían acumulado a través de obras en diversos lugares. En concreto, estas declaraciones la realizó el primero, A.J.L., mientras que el resto comentaron que se iban a cazar con galgos y que se encontraron a este, que metió el material en el maletero del vehículo.

A pesar de ello, el Ministerio Fiscal ha mantenido la pena en base a las declaraciones de los agentes que participaron en la detención. Estos aseguraron que las características del cobre encontrado, del que la mayoría estaba ya quemado, era similar a una muestra del sustraído apenas un día antes en las fincas. Además, alguno de estos afirmaron que no hubo ningún robo más de esas características en Salamanca y en España, aunque otros negaron tener esa información. Además, esto sucedió en febrero, cuando la veda para cazar no lo permite. Uno de los acusados, eso sí, comentó que al ser en su coto, sí recibía permisos para poder hacer pruebas.

Esto mismo lo comentó también la defensa, que llegó a amenazar con pedir una nulidad de actuaciones si declaraba como testigo uno de los agentes al creer que lo que dijera podía estar viciado por comentarios de otros testigos. Más allá de ello, consideraron todas las partes de la defensa que no había pruebas suficientes, especialmente para los que se alejaron de cualquier hurto de cobre. Solo A.J.L. admitió ser el dueño y la defensa alegó que todo se basaba en suposiciones y juicios de valor. 

Además, la Guardia Civil habló de un cobre con cinco hilos mientras que el dueño de las fincas donde fueron sustraídas dijo que ocho. "Los agentes han patinado" se llegó a decir al asegurar que "no cabe duda" de que se trataba del mismo cobre. Por último, y en el caso de que la jueza considerara culpables a los acusados, se alegró que no se podía condenar a dos años de prisión al no existir ningún daño sino que debía juzgarse por un delito de hurto normal castigado de seis a dieciocho meses de prisión. 

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad