Martes. 30.05.2017 |

Rebajan nueve meses de prisión de la petición inicial para el ladrón de iglesias

La iglesia Santa Teresa, lugar en el que se perpetró uno de los robos
La iglesia Santa Teresa, lugar en el que se perpetró uno de los robos
Rebajan nueve meses de prisión de la petición inicial para el ladrón de iglesias
Salamanca 24horas

El Ministerio Fiscal pedía dos años y nueve meses para J.A.P.O., considerado autor de varios delitos de robo con fuerza en iglesias, edificios públicos y centros sanitarios pero un acuerdo anterior ha permitido la rebaja. Se le acusaba en esta ocasión de dos de estos robos cometidos en un edificio en la calle Zamora y en la iglesia Santa Teresa, en la que fue pillado in fraganti. Se encuentra en prisión desde los hechos

El Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca acogió este martes el juicio contra un hombre, J.A.P.O. con múltiples antecedentes por robos en iglesias, centros sanitarios y edificios públicos. En este caso se le imputaban dos delitos de robo con fuerza en un edificio de la calle Zamora en la que presuntamente sustrajo un mando a distancia de una cazadora en la portería del mismo y manipuló un monitor causando daños, así como del robo de 20 euros en un cepillo de la iglesia de Santa Teresa, en la que fracturó la cerradura y fue pillado in fraganti. 

Por ello se le pedían dos años y nueve meses de prisión, en la que se encuentra desde poco después de estos hechos. Sin embargo, un acuerdo previo ha posibilitado la rebaja en nueve meses de esta petición quedando la pena finalmente en dos años de prisión, que se une a una condena que ya tiene por el Juzgado de Villafranca de los Barros, en Badajoz.

Se le imputan, de hecho, numerosos antecedentes. Incluso tras ser detenido en esta última ocasión, el 25 de abril, lo volvió a ser poco más tarde por otro robo denunciado el 28 de abril por una mujer a la que le habían sustraído el bolso situado en una taquilla del centro médico San Juan con la cartera, documentación personal, tarjetas de crédito y diez euros dentro, entre otros efectos. 

La investigación posterior permitió identificarle y proceder a su detención ocupándole los agentes varios utensilios que empleaba para la comisión de los delitos de los que se considera autor como unas tijeras de electricista, tres cuchillos de cocina de acero, una barra de hierro o un cortafríos de martillo percutor. Esta era la cuarta detención en apenas un mes y, en total, tiene 53 antecedentes, uniéndose a de los que se la acusan el robo del dinero del cepillo de la iglesia del Corpus Christi, en el hospital de la Santísima Trinidad o por otros cometidos en Zamora

El ‘modus operandi’ característico del detenido es utilizar instrumentos como los intervenidos para forzar en lugares concurridos o en el interior de las iglesias, máquinas expendedoras, cepillos o lampadarios, taquillas o mobiliario de despachos y apoderarse del dinero y otros efectos.

Comentarios