Viernes. 23.06.2017 |

Oficiales aseguran que la guardia civil del chaleco femenino puso en riesgo a sus compañeros

Oficiales aseguran que la guardia civil del chaleco femenino puso en riesgo a sus compañeros

El pasado lunes, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) daba a conocer el caso de una guardia civil destinada en la provincia de Salamanca que se encuentra de baja psicológica y a la espera de apertura de la instrucción de un delito militar por insubordinación, por el mero hecho de negarse a llevar un chaleco antibalas masculino, obligada por su superior, en lugar del chaleco femenino del que ella dispone desde hace ocho años.

Cabe recordar, como ya informara en primicia SALAMANCA24HORAS, que durante un control policial el 4 de agosto en la autovía A-62 llevaba el chaleco adquirido por ella misma por unos 500 euros, que lleva usando sin problemas desde hace ocho años, y con el permiso de otros oficiales, pero su superior en ese momento la obligó a llevar una prenda de uso masculino que, debido a su excesivo tamaño, le impedía el acceso a su arma reglamentaria y a los grilletes, disminuyendo su seguridad.

La agente, ante el riesgo para su seguridad, optó por hacer uso del suyo particular, que era de su talla y le permitía acceder a los elementos de seguridad referidos. El resultado de su decisión ha tenido como resultado la propuesta de instrucción de un delito militar por insubordinación. 

No lo considera así la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, que asegura que la insubordinación de la agente puso en riesgo a los componentes del operativo. Añade que el capitán de la compañía de Vitigudino “injustamente señalado desde AUGC”, actuó correctamente al exigir el cumplimiento de las medidas de seguridad para un operativo, pues desde la Dirección se ha transmitido la orden de no autorizar el uso de chalecos particulares al no poder garantizar su capacidad de protección.

Añade la asociación de oficiales que la agente no tenía menor seguridad por ponerse un chaleco antibalas masculino, “algo incierto dado que otros componentes de complexión muy similar no tienen ningún problema para manejar arma y grilletes. Cuando el oficial al mando comprobó los hechos retiró a la agente del servicio al no poder garantizar su seguridad e inició el correspondiente procedimiento por insubordinación”.  

Añade la Unión de Oficiales que es partidaria de que se dote adecuadamente de chalecos femeninos a todas las Unidades que lo necesiten “pero, mientras tanto, lo prioritario es mantener la seguridad e integridad de los guardias civiles que prestan servicio, máxime en un nivel cuatro de alerta antiterrorista y no correr ningún riesgo con prendas que pueden estar inadecuadamente homologadas”.  

Y concluye: “La realidad es que hay que prestar el mejor servicio posible con los medios disponibles y, por supuesto, cumpliendo cuantas órdenes, normas y disposiciones legales sean de aplicación no procediendo el cumplimiento o incumplimiento de las mismas a nuestro antojo o por simple comodidad. De lo contrario, imagínense que algunos prefiriesen patrullar con su vehículo particular al considerarlo más cómodo que el oficial o que prescindiesen de la uniformidad para portar pantalones y camisetas por el mismo motivo”. 

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad