Viernes. 23.06.2017 |

El edificio I+D+i de la USAL amplía su laboratorio con un equipamiento novedoso al servicio de los grupos de investigación

Juan Manuel Corchado, Narciso Martín, Julia Almeida y César Raposo
Juan Manuel Corchado, Narciso Martín, Julia Almeida y César Raposo
El edificio I+D+i de la USAL amplía su laboratorio con un equipamiento novedoso al servicio de los grupos de investigación
Salamanca 24horas

La Universidad de Salamanca ha invertido 215.000 euros, que ha cofinanciado el Ministerio de Economía al 80%, para la adquisición de un nuevo espectrómetro de masas que, entre otras utilidades, se utilizará en los campos médico y medioambiental

La Universidad de Salamanca ha ampliado la oferta de prestaciones que ofrece a los grupos de investigación así como a las empresas interesadas en el uso de las mismas, tras la presentación este martes del nuevo espectrómetro de masas de triple cuadrupolo gracias a una inversión de 215.000 euros cofinanciada por el Ministerio de Economía en un 80%.

Así lo han dado a conocer Juan Manuel Corchado, vicerrector de Investigación y Transferencia; Julia Almeida, directora del servicio Nucleus; Narciso Martín, profesor de Química Orgánica y responsable del Área Técnica de la Universidad de Salamanca; y César Raposo, responsable del Servicio de Masas de la USAL.

"Los avances tecnológicos que se han realizado en los últimos años han permitido diseñar equipos capaces de detectar compuestos en cantidades más y más reducidas abriendo nuevos campos a la investigación en vertientes diferentes", han explicado. Por un lado, la detección de compuestos que se encuentran en concentraciones reducidas de una muestra; o, por otro, para el trabajo con nuestras clínicas de escaso volumen en las que se trata de reducir al máximo la cantidad de muestra obtenida como puede ser, por ejemplo, una extracción de sangre.

En cuanto a las utilidades de esta Eva herramienta, han destacado desde la Universidad, podrían ser entre otras muchas la detección de contaminantes a nivel medioambiental, mejorar los parámetros exigibles en los productos de consumo o la detección de residuos de pesticidas tanto en aguas como en productos de consumo. Los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, incluso el ejército, también colaborarán mediante convenio con la institución académica para detectar positivos por droga, etcétera, o el seguimiento de fármacos en plasma a nivel médico. 

Detección de compuestos en cantidades inferiores al picogramo

El equipo Waters TQS-Micro adquirido en este servicio es un equipo de altas prestaciones con una sensibilidad muy elevada, capaz de detectar la presencia de un compuesto en cantidades en algunos casos muy inferiores al picogramo (un picogramo es la billonésima parte de un gramo).

El equipo se encuentra formado por un cromatógrafo de líquidos tipo UPLC con una bomba binaria un inyector automáticos de muestras termostatizado y un detector de ultravioleta tipo matriz de diodos. De esta forma se puede trabajar a presiones de hasta 1.000 atmósferas para realizar la separación de mezclas complejas de diferentes compuestos químicos y realizar la identificación y evaluación de la cantidad presente de cada uno de ellos.

Este cromatógrafo permite reducir sensiblemente el tiempo necesario para cada análisis pudiéndose procesar en algunos casos más de doce muestras a la hora, donde con los métodos convencionales apenas si se podían realizar dos.

A la salida del cromatógrafo se encuentra acoplado el espectrómetro de masas de alta sensibilidad que es el equipo capaz de transformar en su fuente de electrospray  los compuestos químicos en iones que serán analizados por el equipo para obtener información estructural de los mismos.

Colaboración con entidades para la detección e identificación de drogas de abuso 

Por otra parte gracias a su diseño de triple cuadrupolo es posible realizar transformaciones químicas a estos iones que permitirá la caracterización de una forma lo más exacta posible de los compuestos objeto de análisis ellos para asegurar aún más la identificación de los mismos.

En este sentido cabe destacar que una vez instalado el equipo ya se está trabajando con el mismo en colaboración con otras entidades en temas tan relevantes como la detección e identificación de drogas de abuso, tanto las más comunes como nuevas drogas de diseño.

Se espera además en un futuro cercano empezar a elaborar nuevos métodos que permitan identificar y cuantificar sustancias químicas para las que hasta ahora no existe ningún tipo de análisis que se pueda realizar de forma rutinaria.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad