Miércoles. 20.09.2017 |

Nace un programa para apoyar la integración laboral de personas discapacitadas

Nace un programa para apoyar la integración laboral de personas discapacitadas

El Instituto Universitario de Integración en la Comunidad (INICO), de la Facultad de Psicología de la Universidad de Salamanca, ha presenta su nuevo programa de prácticas laborales para personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. El director de este, Francisco de Borja Jordán de Urríes, comentó al inicio de la presentación en la Facultad que es un proyecto pionero en Salamanca que da trabajo desde el 1 de febrero a dos personas con discapacidad intelectual y una autista en la conserjería, cafetería y biblioteca de Psicología.

En concreto, estas que pertenecen a Ariadna, Asprodes, Insolamis y Down Salamanca, estarán trabajando durante tres meses y cuatro horas diarias con la supervisión de alumnos en prácticas pertenecientes a cuarto de grado de Terapia Ocupacional y del Máster en Investigación en Discapacidad. De esta manera se cumple con un doble objetivo como es la integración laboral de personas con discapacidad intelectual y del desarrollo y el aprendizaje de estas y la introducción en el campo de estudiantes. 

Para Francisco de Borja, este programa demuestra que técnicamente se está preparado para que los discapacitados ocupen un puesto de trabajo, aunque opinó que socialmente "todavía nos queda. Se ha avanzado mucho pero es obvio que es factible, que pueden trabajar y que los resultados son palpables". Para ello, afirmó que hace falta más implicación de las instituciones, sobre todo en la dirección de la inversión que debe ir al empleo integrado más que al empleo segregado. "Todavía es una carencia", comentó. 

Este proyecto pionero ya tiene su mente puesta en su continuación en la que se pretende que sean cuatro las personas dispacitadas que puedan trabajar, una por entidad colaboradora. También afectaría a los alumnos para los que, según dijo el director del programa, "está siendo una experiencia muy interesante porque están adquiriendo habilidades y experimentando un trabajo relacionado con su ámbito profesional. 

La investigación en el empleo

El director del INICO, Miguel Ángel Verdugo, también presente afirmó que el Instituto dio el paso porque la sociedad todavía es muy lenta en la inclusión de las personas con dispacidad. "Es una forma de colaborar y combinando con las prácticas de los alumnos cubres dos objetivos", recordó. Sin embargo, propuso una mayor colaboración en la Universidad entre las estructuras de investigación y formación con las de servicios. "Es algo clave para que una universidad funcione. El empleo integrado sigue siendo muy costoso, sigue teniendo que hacerse innovación e incentivación y esta es una colaboración que esperamos que sirva de modelo de trabajo y que se extienda a otros sitios". 

Sobre la situación de la investigación en España, dijo que está bien situada aunque falta mucho en su ejecución. Por ello trabajan en INICO desde varios ámbitos en el que el empleo con apoyo tiene un papel importante al contar con las publicaciones y equipos más avanzados en España. Sin embargo, hay varias áreas donde aún falta mucho por trabajar, como recordó Verdugo. En la actualidad, se está desarrollando un programa online "que empezará en breve para preparar a los preparadores", pero también se investiga cómo acceder de la juventud a la vida adulta en el ámbito laboral. "En España no hay una estrategia pública bien elaborada de cómo coordinar el paso de Formación Profesional y Bachillerato a la vida laboral". 

Las últimas investigaciones, eso sí, han ido encaminadas a romper los límites del empleo segregado para proporcionar más opciones de empleo integrado aunque también sea necesario seguir haciéndolo en el acceso a mejores sueldos, mejores estratos laborales y la integración de la propia universidad en los contenidos académicos más allá de las prácticas laborales, recordó.

Comentarios
Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad