UPL insiste en las Cortes en que la Torre de Guadramiro sea declarada Bien de Interés Cultural

El impulso en Cortes para la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) de la Torre de Guadramiro ha sido realizado conjuntamente por Unión del Pueblo Leonés (UPL) y el Colectivo Ciudadanos del Reino de León (CCRL)

Según informa la Unión del Pueblo Leonés, su procurador en las Cortes autonómicas, Luis Mariano Santos, ha vuelto a interpelar a la Junta para que se declare Bien de Interés Cultural (BIC) la Torre de Guadramiro. La pregunta ha sido directa y nítida: "¿Va a declarar la Junta Bien de Interés Cultural a la Torre de Guadramiro?".

Para poner en antecedentes al ejecutivo autonómico sobre este asunto, el procurador leonesista ha recordado a la Junta las preguntas hechas previamente por él mismo en Cortes el 14 de septiembre de 2016, fruto del acuerdo de colaboración entre UPL y el Colectivo Ciudadanos del Reino de León (CCRL), y a las que considera que la Junta no ha dado una respuesta clara ni suficiente.

En este sentido, Santos indicó que el Boletín Oficial de las Cortes número 222, de 24 de enero de 2017, recogía ya la respuesta de la Junta a las preguntas presentadas previamente por Unión del Pueblo Leonés en Cortes, en las que se solicitaba a la Junta la declaración como Bien de Interés Cultural de la Torre de Guadramiro.

En la respuesta por parte de la consejera de ramo de la Junta, firmada el 12 de diciembre de 2016 y recogida en el mencionado número del Boletín de las Cortes, se indicaba que "atendiendo a sus características constructivas y a su supuesto carácter defensivo, la Torre se podría considerar una Torre Fortaleza y en consecuencia tendría la consideración de Bien de Interés Cultural en aplicación del Decreto de 22 de abril de 1949, sobre protección de los castillos españoles. En este caso se incorporaría al catálogo de Bienes de Interés Cultural de Castilla y León y nos dirigiríamos al Ayuntamiento comunicándole dicha incorporación e instándole a que se acometa la redacción de unas normas urbanísticas adecuadas que incluyan esta Torre entre sus elementos catalogados".

Por otra parte, toda esta cuestión deriva de la petición presentada el 11 de diciembre de 2013 por la asociación cultural ‘La Antanica’ de Guadramiro, que registró un informe de solicitud para la declaración de Bien de Interés Cultural de la Torre de Guadramiro en la Delegación Territorial de la Junta en Salamanca, y que fue denegada en primera instancia por la Junta mediante la fórmula de silencio administrativo.

Por ello, el procurador de UPL en septiembre de 2016 presentó una batería de preguntas para que se aclarase el porqué de dicha negativa, exigiendo los informes hechos al respecto, así como las acciones que podría tener previstas la Junta para poner en valor la Torre de Guadramiro. Según UPL, “el ejecutivo autonómico ni aportó ni se remitió a ningún informe, habiendo quedado en evidencia que la petición que había rechazado para la declaración como BIC de la Torre de Guadramiro no se había llegado ni a analizar siquiera por parte de la Junta”.

En consecuencia, y dado que desde entonces no ha habido ningún movimiento de la Junta al respecto, el procurador en Cortes de Unión del Pueblo Leonés (UPL) ha vuelto ahora sobre este asunto, "considerando que la Torre de Guadramiro posee suficientes elementos de valor como para ser declarado Bien de Interés Cultural, y debido tanto a que actualmente este monumento no tiene ningún tipo de protección, como que ya han pasado más de nueve meses desde que la Junta afirmase que se podría considerar una Torre Fortaleza y en consecuencia tendría la consideración de Bien de Interés Cultural en aplicación del Decreto de 22 de abril de 1949 [...] En este caso se incorporaría al catálogo de Bienes de Interés Cultural de Castilla y León", sin que se haya dado ningún nuevo paso desde entonces por parte de la Junta".

Por todo ello, Luis Mariano Santos ha registrado en las Cortes autonómicas la pregunta "¿Va a declarar la Junta Bien de Interés Cultural a la Torre de Guadramiro?", que ahora deberá ser contestada por la Junta antes de noviembre, y sobre la cual el procurador leonesista espera "que tenga como respuesta la declaración como Bien de Interés Cultural de la Torre de Guadramiro".