Los Colegios Oficiales de Médicos “rechazan la utilización política” de la Sanidad

Los Colegios Oficiales de Médicos “rechazan la utilización política” de la Sanidad

Los Colegios redactan un manifiesto para mostrar su desacuerdo con los representantes políticos que apoyan las manifestaciones contra la sanidad pública de la comunidad

El Consejo de Médicos “rechaza las declaraciones vertidas por representantes políticos de Castilla y León” en apoyo a las recientes movilizaciones sociales. Con motivo de las protestas desencadenadas, los colegios no están de acuerdo con las opiniones políticas alegando que la sanidad pública de la comunidad no puede ponerse en duda debido a los buenos resultados en salud. Manifiestan que la sanidad es un logro muy importante que no debe utilizarse en ningún conflicto.

Asimismo, proponen “un Pacto por la Sanidad que convoque e implique a todos los actores y responsables del ámbito de la salud, en el que es imprescindible contar con las organizaciones profesionales”. 

Por otra parte, las Comisiones Mixtas y las Juntas Técnico Asistenciales de los hospitales han expuesto su preocupación por el debate suscitado sobre el Sistema de Salud. Han manifestado su compromiso y defensa de la sanidad pública y han expresado su rechazo a algunas de las declaraciones vertidas por distintos partidos políticos. Critican, en este sentido, la utilización partidista de la sanidad y reclaman que no se cuestione la calidad del sistema público ni la seguridad de los pacientes.

Así, por ejemplo, la Comisión Mixta del Complejo Asistencial de Segovia solicita a los responsables políticos “mayor realismo en sus manifestaciones sobre la situación, que intenten separar la sanidad de los debates partidistas, que promuevan, realmente, una mayor capacidad de gobierno y de influencia en las decisiones sanitarias a favor de los profesionales y que tengan en cuenta las preferencias de los pacientes”. Añade que “en términos de recursos, de cualificación, de actividad o de resultados nuestra situación respecto a otras comunidades autónomas o a otros países de nuestro entorno no justifica los términos catastrofistas y negacionistas que hemos escuchado”. Y reclama “un pacto político que aporte racionalidad y alternativas realistas y no sea objeto de encendidos e interesados debates partidistas”.

También desde el Complejo Asistencial de Zamora se pronuncian en este sentido y, aludiendo a algunas de las declaraciones escuchadas, como que “es peligroso ponerse enfermo en Castilla y León”, consideran totalmente inadmisibles y dignas de la máxima repulsa y reprobación. Consideran que el compromiso de los profesionales “hace que las prestaciones que reciben todos los usuarios de Sacyl sean de la máxima calidad, equiparables a la mejor del resto de los Servicios de Salud del SNS, generando desconfianza e incertidumbre, contribuyendo a su deslegitimación, así como a la desmotivación de los profesionales”. Los profesionales abogan por desistir “de estas actitudes que sólo causan indignación y repulsa y se apueste más por la vía del consenso que desde hace años venimos reclamando desde todas las organizaciones profesionales”.

Contra esta declaración también se manifiestan los miembros de la Comisión Mixta del Complejo Asistencial de Ávila, que las califican de “inapropiadas e improcedentes, por el peligro que suponen de crear una injustificada alarma social, en tanto que la relación médico-paciente se basa en la confianza, nexo que se puede dañar ante este tipo de intervenciones”, para concluir que “los profesionales sanitarios están trabajando mucho y bien”.

Asimismo, se ha pronunciado la Comisión Mixta del Hospital Santos Reyes, de Aranda de Duero, que también menciona algunas afirmaciones recogidas en los medios de comunicación durante las últimas semanas, tales como “la espera mata y es un negocio”; desde este centro hospitalario resaltan la mejora de su actividad en los últimos años, y desde el respeto al “derecho de cualquier ciudadano a expresar sus protestas, e incluso compartir alguna de ellas”, insisten en que esas protestas estén “respaldadas por la realidad y orientadas a lo que verdaderamente se necesita” en su comarca.

En la provincia de Burgos, los profesionales del Hospital Santiago Apóstol de Miranda de Ebro manifiestan que “por encima de las dificultades existentes” su objetivo prioritario es “una atención de calidad, a nivel técnico y humano, acorde con los tiempos actuales”. “Detestamos las manifestaciones contra los profesionales sanitarios y sobre todo que se cuestione la seguridad de los pacientes en el sistema sanitario público”, corroboran.

Por su parte, la comisión Mixta del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, partiendo de los indicadores de calidad, de la calidad percibida, de la evolución de las listas de espera y de los reconocimientos de calidad del Hospital expresan “nuestro absoluto rechazo a las descalificaciones sobre la calidad del Servicio de Salud de Castilla y León, que no se ajustan a la realidad, y así mismo a cualquier tipo de utilización política de la calidad del sistema sanitario público”.

Comentarios