El VIII Centenario de la USAL también será el protagonista del Facyl, que adelanta nuevamente sus fechas

Bienvenido Mena, Carlos Jean, Mar Sancho y Julio López
El VIII Centenario de la USAL también será el protagonista del Facyl, que adelanta nuevamente sus fechas

Se celebrará del 23 al 27 de mayo, y la electrónica será la música predominante durante el festival. Además el leit motiv será un viaje en el tiempo, y los escenarios se acercará aún más a la Catedral

La directora de políticas culturales de la Junta de Castilla y León, Mar Sancho, explicó que las fechas vuelven a adelantarse nuevamente para entroncarse con el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, “el principal evento de la ciudad de Salamanca, de Castilla y León y uno de los grandes a nivel nacional e internacional”, circunstancia a la que el Facyl no será ajena por lo que se celebrará del 23 al 27 de mayo.

Además, esta edición tendrá como temática será “un viaje en el tiempo” e involucrará diversos aspectos con la conmemoración de la efeméride universitaria, lo que hará del Facyl un festival “multicultural y con una personalidad muy marcada que abarca distintos ámbitos de proyección cultural desde un eje conductor, que es la música”, que será de vanguardia y de nuevas tendencias.

El director artístico del Facyl, Carlos Jean, también afirmó que “la música será quien nos ayude a recorrer”, esta vez el tiempo, y agradeció a la Junta que vuelva a apostar una vez más por este festival así como a la ciudad de Salamanca por ceder “este maravilloso escenario”, el mejor de todos, según expresó el propio productor.

Carlos Jean esgrimió igualmente que, pese a que “es muy difícil competir contra los grandes festivales”, el Facyl va cambiando tanto de fechas como buscando “ese ADN que ya está ahí”, y que trata de mejorar y encontrar “año tras año y pasito a pasito esa identidad, sobre todo con los escenarios”.

Así, el Facyl este año se acercará aún más a la Catedral, escenario que ya estuvo presente en la última edición. Aunque Carlos Jean no pudo avanzar más detalles, como tampoco artistas, si explicó que la idea es aprovechar la prolongación de la Rúa y que la gente pueda sumergirse en el ambiente del festival mejorando la interacción para “ser un festival de la gente, lo que marca la diferencia con otros festivales”.

Además, el director artístico del festival también confirmo que la electrónica volverá a coger peso dentro de la programación del Facyl. Esta buscará ese recorrido en el tiempo, “acercándonos más al futuro”, y homenajear al VIII Centenario de la USAL, ya que se intentará “contar cosas con ese idioma que todo el mundo entiende y muy pocos hablan”.

Un festival con repercusión positiva en la ciudad de Salamanca

Mar Sancho también quiso destacar la colaboración institucional que se produce todos los años a raíz del Facyl, tanto de la Junta con el Ayuntamiento de Salamanca como con instituciones tanto públicas como privadas.

Esto hace que el festival tenga una gran repercusión en la ciudad de Salamanca desde un punto de vista práctico, como detalló la directora de políticas culturales de la Junta, y es que recordó que durante la edición del año pasado hubo un incremento de la ocupación hotelera del municipio del 7% respecto al año anterior en las mismas fechas “pese al difícil tiempo y circunstancias meteorológicas de los primeros días del festival”, hasta alcanzar el 95% del total.

De igual manera, Mar Sancho aseguró que el 25% de los gastos del presupuesto del Facyl, que será la misma cantidad que en el pasado 2017 -575.000 euros-, irán destinados “a la contratación de servicios técnicos de empresas salmantinas”.

En ese aspecto también incidió el concejal de Cultura del Ayuntamiento, Julio López Revuelta, ya que esta “iniciativa puntual, una muy importante de las que suceden en la ciudad”, dinamizan Salamanca y aumentan el desarrollo turístico del municipio.

Asimismo recordó que los escenarios que ofrece la ciudad son una de las partes claves del festival, ya que los visitantes pueden conocer las joyas patrimoniales de la capital del Tormes, y que la propuesta de vanguardia e innovadora que ofrece el Facyl “beneficia al relato de la ciudad” que busca ofrecer al mundo, porque Salamanca “es una ciudad antigua, pero no es una ciudad vieja”.

Comentarios
Lo más