PLENO DEL AYUNTAMIENTO

Polémica y acusaciones 'populistas' en el debate por la prisión permanente revisable

Polémica y acusaciones 'populistas' en el debate por la prisión permanente revisable

El texto, que fue aprobado, recoge el compromiso y apoyo a la prisión permanente revisable con el objetivo de garantizar la seguridad, los derechos y las libertades de todos los españoles. De igual manera, su moción de acuerdo por la gestión de la diversidad en el ámbito laboral se convirtió en declaración institucional, y todos los grupos apoyaron a su favor de la adhesión al Pacto de Estado contra la Violencia de Género

El Grupo Municipal Popular aprobó, gracias a la abstención de Ciudadanos, la moción en apoyo de la prisión permanente revisable que propuso en el Pleno Municipal. Eso sí, lo hicieron tras un gran debate donde el representante del partido, Julio López Revuelta, se midió verbalmente al resto de portavoces de las otras agrupaciones políticas.

Julio López Revuelta afirmó que esta moción se lleva a cabo porque les “preocupa la seguridad ciudadana”, que se ha visto en peligro por partidos que tienen representación “en esta corporación municipal”, y explicó que la prisión permanente revisable ya es un instrumento que está defendido en países del entorno de España, como Alemania o Italia. De hecho, aseguró que se trata de una institución que compatibiliza la existencia de una respuesta penal ajustada a la gravedad de la culpabilidad con la finalidad de reeducación a la que debe ser orientada la ejecución de las penas de prisión.

Además, López Revuelta recordó que esta sólo “está supuesta para casos de extrema crueldad y gravedad”, algo de lo que hoy en día “somos testigos”, y puso como ejemplo los asesinatos de menores, mujeres o el terrorismo de ETA o yihadista. Para el concejal de Cultura estos son “crímenes graves que requieren penas graves”, y estas penas se aplicarían a “presos que no muestran arrepentimiento ni interés alguno por reinsertarse”.

De igual manera, el representante del Partido Popular remarcó que “se ha mentido mucho sobre este asunto”, ya que la prisión permanente revisable “no es una cadena perpetua encubierta ni una pena definitiva”, ni con ella “se renuncia a la reinserción del preso”, y destacó que esta ha sido avalada por el Consejo Fiscal y por el Consejo General del Poder Judicial, además de por el Consejo de Estado.

Todos los partidos mostraron su rechazo a la prisión permanente revisable, si bien Ciudadanos se abstuvo a la espera del pronunciamiento del Tribunal Constitucional

Gabriel de la Mora, por parte de Ganemos Salamanca, aseveró que en las palabras del popular había “demagogia y populismo”, y criticó que si se defiende esto “lo próximo será instaurar la pena de muerte”. Además, recordó que la mayoría parlamentaria derogará la prisión permanente revisable en el Congreso de los Diputados.

Además, el concejal de la agrupación de electores incidió en que estas penas van en contra del principio de reinserción, y que no se trata de “estar en la cárcel de por vida”, y menos en España ya que se trata “de uno de los países con menos criminalidad de toda Europa y de los más pacíficos del mundo”.

De la Mora también quiso recordar a López Revuelta que en otros países nunca se cumple y se encuentra recogida sólo de forma simbólica, y que no es lógico que las revisiones de penas se den pasados 35 años en prisión, “cuando ya se es anciano”. Esta medida cree que es para provocar miedo en la gente, lo que “hace que sigan en el poder”.

Ciudadanos, a través de su portavoz, Alejandro González, mostró su estupor porque “en momentos de debilidad del Partido Popular, en vez de mirar hacia dentro, miren hacia afuera”, y recordó que su partido ya se abstuvo y no apoyó la derogación de la prisión permanente revisable, ya que entendieron que, al estar recurrida ante el Tribunal Constitucional, “su tramitación debería ser prudente” y que sea el TC quien decida si es contraria al principio de reinserción que recoge la Constitución.

Alejandro González también quiso matizar que Ciudadanos “ha tomado la delantera para solucionar el acceso al Tercer Grado penitenciario, una laguna que no se ha solucionado durante muchos años”. Y es que la formación naranja pretende endurecer el acceso a esta ‘semilibertad’ para que así los delincuentes “paguen lo que han hecho y no estén en la calle después de 15 años cuando han sido condenados a 40” y no salgan y reincidan, “como está ocurriendo”.

Por último, el portavoz de Ciudadanos Salamanca aseguró que esta carrera del Partido Popular “es absurda” y pretende “ocultar el avance de Ciudadanos”, destacando que si los españoles se decantan por su formación “es porque no somos como ustedes”, sentenciando con “no cuenten con nosotros”.

Mientras, José Luis Mateos, del Partido Socialista, afirmó que la actitud del Partido Popular “es obscena” y que se trata de una forma de manipulación, ya que no buscan que la gente piensen de un modo u otro, sino que piensen en unas cosas u otras, y recordó que la segunda preocupación de los españoles según el barómetro del CIS no es la prisión permanente revisable, sino la corrupción.

Además, el portavoz socialista indicó que “cuando faltan razones para defender la actitud política, se acuden a las bajas pasiones”, que lo que mueve al Partido Popular, y les esgrimió que su argumentación de castigar los crímenes cometidos no es válida ya que “la ley penal no se puede aplicar con carácter retroactivo”, por lo que los casos ya juzgados no pueden ser condenados con prisión permanente revisable.

De igual manera, Mateos recordó que esta medida, que lleva en vigor desde 2015, “no sirve para prevenir este tipo de delitos” que afectan a la dignidad humana, como el de Diana Quer, y acusó a los populares de ser “los responsables de haber perdido recursos públicos para la prevención”, asegurando que “hay más delitos porque hay menos personas que los eviten”. Además, recordó a Ciudadanos que parece una disputa entre ellos y el Partido Popular por ver quién adelanta por la derecha a quién, algo que "está prohibido por el Código de Circulación".

Por último, José Luis Mateos se preguntó que “si la criminalidad es de las más bajas de Europa, por qué hay que endurecer las penas”, y lamentó que España sea uno de los países con menor índice de criminalidad y con mayor porcentaje de población reclusa, “algo que no sucede en otro país de Europa”, además de añadir que el Consejo de Estado afirmó que la prisión permanente revisable “no puede ser cadena perpetua por Constitución”.

A todo esto contestó López Revuelta, quien dijo a De la Mora que si sus palabras eran 'populistas' sería por los casi tres años de convivencia que llevan, ya que "todo lo malo se pega". Respecto a las palabras de Ciudadanos, mostró a través de varias imágenes sus cambios de opiniones a lo largo de estos años, y les recordó que "no se puede vivir en una campaña electoral constante" como tampoco "se puede hacer política a golpe de encuestas".

Otras mociones: Salamanca se adhiere al Pacto de Estado contra la Violencia de Género

Por otro lado, el Grupo Municipal Popular también defendió una moción para la adhesión del Ayuntamiento de Salamanca al acuerdo por la gestión de la diversidad en el ámbito laboral (que se convirtió en declaración institucional) y otra para la adhesión del Consistorio al pacto de Estado contra la Violencia de Género, aprobada con el apoyo de todos los grupos.

La primera de ellas, como recoge el texto, tiene como objetivo el respeto de la diversidad en las empresas y los centros de trabajo, así como la protección del principio de igualdad a todos los efectos, sin que se pueda establecer discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión u opinión, entendiendo la diversidad no como un conflicto, sino como un recurso que otorga beneficios económicos y sociales para las empresas.

La segunda, por su parte, supone la ampliación de la definición de violencia de género a todos los tipos de violencia contra las mujeres y plantea propuestas de actuación en todos los ámbitos, incluyendo mejoras en la asistencia y protección a las víctimas, mujeres, niños y niñas, así como en la sensibilización, la educación y en la formación de los profesionales que intervienen en el proceso, además de sellar un compromiso económico para los próximos cinco años, para abordar de forma más eficaz la lucha contra esta lacra social.

El Grupo Municipal Popular, de mano de Cristina Klimowitz, recordó que el Ayuntamiento de Salamanca mantiene un compromiso firme e inequívoco contra la violencia machista y considera que ésta es un asunto de Estado y una prioridad en la que se debe seguir trabajando desde la unidad y la suma de esfuerzos de todas las administraciones, instituciones y asociaciones para acabar con esta lacra social.

Virginia Carrera, de Ganemos Salamanca, explicó que, si bien votaron a favor, la adhesión habría que haberse votado en el Pleno de octubre y que las medidas de ese Pacto de Estado tenían que estar funcionando en este 2018, mientras que cinco meses después "el Pacto sigue siendo una promesa y una ilusión y una propuesta de carácter electoral", y que este Pacto empieza mal porque todavía no se empieza a aplicar y porque ninguna administración ha recibido la financiación para comenzar a aplicar todas las medidas, no sólo en Salamanca, sino en toda España.

Maribel Campos también esgrimió que habría sido necesario adherirse al Pacto de Estado el pasado año y no ahora, aunque vio con buenos ojos sumarse ahora, y opinó también que todas las medidas tienen que dotarse económicamente para que tengan efectividad.

Comentarios
Lo más