PLENO DEL AYUNTAMIENTO

Aprobada la renovación de doce autobuses de la flota del transporte público urbano

Aprobada la renovación de doce autobuses de la flota del transporte público urbano

Todos los grupos municipales se mostraron de acuerdo. El concejal Carlos García Carbayo, en representación del Partido Popular, recordó que con esta medida el 75% de los autobuses municipales serán de gas comprimido, estando así Salamanca a la vanguardia de España

El Pleno de Salamanca aprobó, además de la solución al 'Caso El Corte Inglés', varios dictámenes procedentes de la Comisión de Contratación referentes al sistema de transporte público. Así, habrá una pequeña modificación en el recorrido de las líneas 8 y 12 de autobús debido a las obras en el Camino de las Aguas, la revisión del tipo de interés del contrato del transporte urbano y la incorporación de doce vehículos nuevos para sustituir a los más antiguos en la flota.

Gabriel Risco, de Ganemos Salamanca, manifestó el acuerdo de la agrupación con estas medidas para ir retirando los autobuses más viejos y así eliminar la contaminación tanto de CO2 como acústica, además de retirar los vehículos que poseían “graves problemas de falta de confort y de ruidos”. Tres de estos se eliminarán de forma inmediata, algo que para el representante de Ganemos “es positivo porque mejorará el servicio que se presta a la ciudadanía”.

Fernando Castaño, de Ciudadanos, también agradeció la medida ya que la contaminación no sólo es con la emisión de gases, sino acústica, y opinó que debería haberse aplicado antes la amortización de esos autobuses, ya que los ciudadanos lo agradecerán.

Arturo Ferreras, del Partido Socialista, lamentó que el cambio de recorrido que se conocía desde hace tiempo se haya tardado tanto en llevar al Pleno, ya que eso supondrá un aumento de gasto, algo también que provocará que sea la línea 12 la que se prolongue hasta La Aldehuela y no la línea 8. Asimismo, recordó que se podían haber retirado los autobuses molestos en cuestión hace tiempo, ya que la amortización ya se había llevado a cabo.

Carlos García Carbayo, en representación del Partido Popular, recordó que con esta medida el 75% de los autobuses municipales de gas comprimido, estando así Salamanca a la vanguardia de España, y aseguró que las modificaciones de las líneas se han hecho sin retraso, dentro de los plazos previstos.

Además, se llevó a cabo la modificación de unidades y superficie de actuación del contrato de conservación, mantenimiento y mejora de los espacios verdes; así como la modificación del contrato de mantenimiento y mejora de las instalaciones de alumbrado público, y del contrato de limpieza de centros escolares y otras dependencias municipales.

En este apartado, asimismo, se aprobó, con la abstención del PSOE, llevar al Tribunal Supremo el recurso de casación del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que perjudicaba al Ayuntamiento, al asegurar que uno de los contratos públicos no era el mejor.

Arturo Ferreras recordó que el Partido Socialista siempre mantuvo que la empresa contratista presentó una oferta a la baja, algo que el equipo de Gobierno no tuvo en cuenta. Así, el TSJ de Castilla y León mantiene constancia de esta “chapuza de concurso público”, y recordó que el PSOE no puede actuar en contra de sus errores.

Carlos García Carbayo le contestó recordando que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Salamanca dio la razón al Ayuntamiento de Salamanca, y que por ello, en acuerdo con los servicios jurídicos municipales, se llevará a cabo este recurso de casación.

Fernando Castaño, además, aseveró que cuando se llevan a cabo responsabilidades políticas detrás hay empresas con nombres y apellidos de empresarios, y afirmó que a veces “es una heroicidad emprender”, y en este caso además el contrato “se ha cumplido correctamente y a satisfacción de esta administración”.

También se aprobaron las modificaciones del contrato de alumbrado y la revisión de precios del contrato de gestión del servicio de estacionamientos regulado de vehículos en vías públicas y retirada, inmovilización y depósito de los mismos.

Respecto a esto último, Gabriel Risco manifestó que para llevar a cabo esta modificación "habrá algún interés" ya que se llevaban casi cuatro años si llevarse a Pleno, y aseveró que la gestión de este contrato "es una irresponsabilidad" y que tendría que pasar a otra unidad del Ayuntamiento, ya que esta revisión es "una tara" mientras que para Ganemos es fundamental "que los servicios públicos se cumplan bien".

Esto fue contestado por Fernando Castaño, asegurando que no se había modificado en los últimos años debido a que el IPC había sido negativo, algo que también le explicó García Carbayo, ya que se están regularizando los precios.

Comentarios
Lo más