BURGOSNOTICIAS.COM

La Policía detiene a un joven por agresión sexual

La Policía detiene a un joven por agresión sexual

Agentes policiales han detenido a C.I. de 24 años de edad, vecino de Burgos, por agresión sexual. A finales del mes de diciembre del año 2016, una mujer, vecina de burgos, denunció en la Comisaría de Burgos una agresión sexual por parte de un varón desconocido. El agresor sorprendió a la víctima cuando, de madrugada, se dirigía a su domicilio en la zona sur de la ciudad

La agresión se inició, en un primer momento, con el acoso del varón hacia la mujer, a la que siguió por la vía pública durante el trayecto al domicilio, insistiéndola en que le besara. Ante la lógica negativa de la mujer, el agresor se colocó delante de ella y, tras agarrarle la cara, sacó la lengua y se la pasó por el rostro, tirándola al suelo para arrastrarla a continuación a un descampado cercano.

A pesar de la fuerte resistencia de la mujer, el agresor comenzó a desgarrarla la ropa y a manosearla en sus partes íntimas. Pese a que el varón intentó evitar que la víctima gritase tapándole la boca, la mujer pudo pedir auxilio, lo que motivó que una vecina de un inmueble próximo se asomara a la ventana y comenzase a gritar también al agresor y a amenazarle con llamar a la policía, consiguiendo que éste huyera del lugar.

La Policía Nacional fue inmediatamente alertada y momentos después pudo auxiliar a la mujer agredida. Las primeras gestiones realizadas por la Policía Nacional para identificar al autor (recogida de testimonios de la víctima y la testigo, reconstrucción de itinerarios, recopilación de indicios biológicos, etc) pareció que habían llegado a un punto infructuosos hasta que, a finales del mes pasado, las muestras enviadas al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Madrid, permitieron la identificación del presunto autor de la agresión sexual, resultando ser C.I. de 24 años de edad, vecino de Burgos y con antecedentes por hechos similares

Este caso pone en evidencia que, ante cualquier tipo de ataque, por muy banal que parezca, como pudo ser el acoso inicial al que sometió el agresor a su víctima antes de acometer la posterior agresión sexual, hay que dar aviso a la Policía y, solicitar ayuda de cualquiera de los ciudadanos con los que podamos encontrarnos, llamando su atención de la forma más llamativa posible.

Además, si finalmente se consumase la agresión, es imprescindible avisar inmediatamente a los servicios policiales (091) y sanitarios, para activar los protocolos de atención y recogida de pruebas que permitan, en su momento, identificar al culpable y ponerlo a disposición judicial, y evitando, además nuevas víctimas.

En ocasiones, que son humanamente entendibles ante el tipo y la gravedad de la agresión, la víctima demora la comunicación de los hechos a las fuerzas de seguridad, dificultando con ello la obtención de pruebas que puedan ayudar a dar con su agresor y evitando así, su impunidad.

El detenido ha sido puesto a disposición judicial.

Comentarios