Alicia de la Cruz - Sandra Marcos/BARÓMETRO S24H

La noche salmantina, ¿segura o insegura?: Lo que opinan los jóvenes

La noche salmantina, ¿segura o insegura?: Lo que opinan los jóvenes

SALAMANCA24HORAS abre una sección dominical para las próximas semanas donde preguntará a la sociedad sobre diversos temas de actualidad. Se inicia con la seguridad en las calles en las noches de fiesta, en la que la mayor parte de la gente, aunque aseguran no haber sufrido apenas pasajes complicados, guardan cierto miedo a que algún día pueda ocurrirles

Durante los últimos años y cada vez de forma más acentuada, existe la percepción de que el número de peleas en la capital de Salamanca se ha incrementado. Sobre todo si se habla de conflictos asociados al ocio nocturno, cada fin de semana miles de jóvenes se congregan en los diferentes locales de la ciudad, provocándose frecuentemente altercados debido sobre todo a la ingesta de alcohol y, en ocasiones, a la mezcla de este con drogas. La presencia de estas sustancias en el organismo, es a menudo uno de los detonantes de la pérdida de control que conduce a las broncas, peleas y agresiones.

Las frecuentes noticias lo constatan. Antes se daban más eventualmente e incluso en fechas destacadas como la Nochevieja Universitaria, Carnavales o Halloween, cuando el número de personas era mayor, pero ahora se han intensificado exponencialmente, repitiéndose esta clase de altercados muchos fines de semana. La mayoría de ellos guardan una serie de denominadores comunes, entre los cuales destacan que un altísimo porcentaje de los implicados en los conflictos son varones, normalmente jóvenes, ya que pocos pasan de los treinta años y la concentración de estos sucesos se da en las principales zonas de ocio nocturno como pueden ser la plaza San Justo, Gran Vía, calle Bermejeros, calle Bordadores, pasaje Coliseum, calle Varillas o plaza de la Reina.

En la mayoría de los casos, los vecinos hacen públicas sus, sus quejas por descubrir a la policía en su calle continuamente, por tener que ser testigos directos de borracheras o de agresiones físicas, y también por el exceso de ruido que impide su descanso. Piden soluciones y manifiestan la “vergüenza” que suponen este tipo de situaciones en pleno centro de Salamanca y lo impermisible que es la venta de alcohol a menores. Sin embargo, estos no son los únicos afectados, y los propios jóvenes cada vez están más preocupados con toparse con estas personas conflictivas.

¿Qué opinan los jóvenes?

Son ellos mismos los que cuentan sus experiencias en la noche salmantina y comparten su visión acerca de la seguridad de la misma. Luis, de 26 años, dice que si bien no puede decir que se sienta inseguro en general, sí que se le ha acercado algún “tronao” de fiesta y que, de hecho, le han llegado a perseguir hasta su portal, aunque finalmente no haya pasado nada. Jenny, de 23, confiesa que “sinceramente cada vez me siento menos segura cuando salgo de fiesta… No dejas de ver noticias preocupantes”

Por otro lado, Pablo de 28 dice que, aunque se siente seguro y Salamanca no le parece una ciudad especialmente conflictiva, sí que pueden darse momentos de tensión con gente que va “muy pasada”. Cristian, de 21 años, cuenta una experiencia parecida: “Yo cuando salía de un local me encontré con una pelea, uno de los que participaba era un chaval, no creo que fuera ni mayor de edad y… y estaba fuera de sí, ese también es el problema, no solo toman alcohol sino que a veces lo mezclan con alguna droga y de ahí no puede salir nada bueno”

Pablo también habla de las despedidas de soltero, ya que considera que es donde la gente “se pasa más” y es donde más ha podido ver enganchones entre jóvenes o enfrentamientos, pero sin llegar a ser “peleas serias”. De esta manera las define como el mayor foco de conflictividad y defiende las medidas que toman muchos locales de no admitir este tipo de fiestas.

Paula otra chica de 22 años explica que para ella “no hay seguridad en Salamanca para salir de fiesta. Al final todo recae en la suerte de encontrarte o no con esa gente”. De igual forma, reclama más presencia policial en la zona céntrica. “Quizá si hubiera alguno por las zonas más conflictivas habría menos disputas o no llegarían a esos extremos y… y nos sentiríamos más seguros…”

Antía, de 24, dice que la ciudad sí que le parece segura, que en los 10 años que lleva viviendo en ella no ha sufrido ningún episodio desagradable, y lo máximo que le ha pasado es sufrir robos por parte de los carteristas, a los que considera el mayor problema o causa de inseguridad a la hora de salir a divertirse.

También afirma haber visto peleas, que al igual que los robos, se localizan especialmente en los propios establecimientos, así como en la zona de San Justo, aunque nunca ha formado parte de ellas, ya que considera que estas suelen ser protagonizadas por gente que “sale con ganas de pelarse y se linchan a hostias” y que si sales tranquilamente sin buscar pelea no tienes por qué encontrarla, por lo que su sensación personal es de seguridad.

Otro de los chicos consultados, Sergio, de 25 años, expone que “quedas con amigos para pasar un rato con ellos, ya que no nos vemos tanto como antes, y por cuatro personajes que no saben divertirse, te pueden fastidiar la noche”.

Disparidad de opiniones, por tanto, en la que, sin embargo, ‘ganan’ las que dicen que, aunque no hayan tenido excesivos problemas en la noche de Salamanca, siempre hay una pequeña sensación de que algún día, puedan involucrarte en una de estas peleas. 

Comentarios
Lo más