El Colegio de Fisioterapeutas denuncia que la Junta pretende eliminar su presencia de los centros de mayores

El Colegio de Fisioterapeutas denuncia que la Junta pretende eliminar su presencia de los centros de mayores
Asegura que el Decreto 14/2017 de 27 de julio,pone en riesgo esta figura para la calidad de vida y movilidad en las residencias

El Colegio de Fisioterapeutas de Castilla y León ha anunciado hoy la interposición de un recurso al decreto 14/2017, de 27 de julio, de autorización y funcionamiento de los centros de carácter social para la atención a las personas mayores en Castilla y León publicado el pasado 31 de Julio en el BOCyL. Y es que, según ha explicado el presidente de dicho Colegio, José Luis Morencia "no es casualidad que este Decreto haya sido publicado justo antes de agosto, porque la Junta de Castilla y León sabía que tendría la oposición de los fisioterapeutas en su afán en hacernos desaparecer de las Residencias de Tercera Edad y que los usuarios se acaben teniendo que pagar de su bolsillo la rehabilitación".

Por parte del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla y León se ha solicitado una reunión a la Consejería de Familia con el fin de recibir, por parte de la Administración Regional, una explicación a la ausencia de los profesionales sanitarios en dicho Decreto y se ha advertido al Gobierno autonómico que cualquier asunción de funciones sanitarias, por parte de personal sin la debida titulación, conllevará la personación del Colegio en cualquier lesión producida por éstos, si existe la más mínima sospecha de que fueron asumidas funciones sanitarias por personal no cualificado.

En este sentido, el secretario general del Colegio de Fisioterapeutas de Castilla y León, José Antonio Martín Largo, ha destacado que "mientras que en el resto de Europa y España nuestra presencia es cada vez más significativa e importante, en nuestra Comunidad vamos para atrás en el ámbito público".

"Últimamente, el rercuso de la Administración es que el usuario se vaya a su casa a hacer ejercicios en vez de mandarle a rehabilitación, con el resultado de que en los centros privados tenemos gente con trastornos neurológicos y prótesis de rodilla literalmente desahuciados de la sanidad pública y cerrando la posibilidad de paliar el problema al suprimir de un plumazo a los fisioterapeutas de las residencias de mayores donde muchos optaban a llevar a cabo la rehabilitación de muchos procesos. Y mientras las listas de espera crecen y crecen, el Sacyl a duras penas ha repuesto algunas de las plazas de compañeros jubilados", ha concluido Martín Largo.

Comentarios
Lo más