La criminalidad se multiplica en un área concreta de Pizarrales durante el último año

La criminalidad se multiplica en un área concreta de Pizarrales durante el último año
A las dos mujeres muertas en incendios en su vivienda, una por asesinato y otra por homicidio imprudente, se unen tiroteos intimidatorios a coches, detenciones de pistoleros, importantes operaciones antidroga, amenazas de secuestros de niños y ajustes de cuentas, e incluso el robo de media tonelada de alimentos destinados a familias sin recursos
 

El homicidio imprudente de una joven de 24 años en la calle Limón de Pizarrales ha vuelto salpicar a un barrio donde la criminalidad se ha multiplicado durante el último año. Sobre todo en un área concreta donde a las dos mujeres muertas en incendios en su vivienda, una por asesinato y otra por homicidio imprudente, se unen tiroteos intimidatorios a coches, detenciones de pistoleros, importantes operaciones antidroga, amenazas de secuestros de niños y ajustes de cuentas, e incluso el robo de media tonelada de alimentos destinados a familias sin recursos.

El 7 de marzo fue asesinada una mujer en la calle América por un ajuste de cuentas por asuntos de droga, pero a escasos cincuenta metros se produjo este miércoles el homicidio imprudente de la joven de la calle Limón, en el cruce con la calle de la Luz, una vía donde se han llevado a cabo diversas operaciones antidroga: una el 23 de febrero en el cruce con la calle Moral, frente a un colegio; otra el 17 de abril en la calle Moral; y otra el 5 de julio en esa misma calle.

En la calle de la Luz también hubo un apuñalamiento el 5 de marzo, con dos personas detenidas posteriormente. Y en esa vía el 22 de mayo se detuvo a los presuntos autores de un tiroteo días antes en Villamayor de Armuña en un ajuste de cuentas por asuntos de drogas. Cerca de esta calle, en la plaza de Baleares, también hubo varios tiroteos intimidatorios a coches en otros ajustes de cuentas a finales del año pasado, a los que se sumaron coches incendiados intencionadamente.

No muy lejos de esta zona, en la calle Ruiz Zorrilla, también en Pizarrales, el pasado 23 de julio se produjo el robo de media tonelada de alimentos a una ONG que iba a repartirlos entre familias sin recursos. Y el 3 de agosto, en la calle López Vivero, un grupo de jóvenes bateó el coche de una mujer, a la que agredieron y amenazaron con secuestrar a sus hijos por una deuda contraída con ellos por su marido.

Comentarios
Lo más