El turismo rural sigue su paulatino descenso durante agosto

El turismo rural sigue su paulatino descenso durante agosto
Agosto tuvo 153 viajeros y 6.000 pernoctaciones menos que el mismo mes de 2016. En los últimos años, los viajeros han descendido y las pernoctaciones llegan a sus cifras más bajas

Si hay algún tipo de turismo que está sufriendo en Salamanca es el rural. Cada vez más gente se decanta por las visitas a la ciudad durante el verano y la provincia pierde viajeros. Al menos esto lleva ocurriendo en agosto durante ya varios años. En 2017, de hecho, los viajeros apenas llegaron a los 10.400, lejos, por ejemplo, de los 11.158 de 2015, y 153 menos que el mismo mes de 2016.

Aunque esto mismo ha ocurrido con los apartamentos turísticos o el camping, en este caso se ve refrendado por un descenso amplio también de las pernoctaciones en alojamientos rurales. No en vano, la cifra de agosto es la más baja de los últimos años. Apenas se llegó a las 31.423, casi 6.000 menos que en 2016 cuando fueron de 37.354, siempre durante el mes de agosto.

Descienden tanto viajeros como, sobre todo, pernoctaciones en los turistas españoles y en los extranjeros. No en vano, en el caso de los primeros, ha descendido por debajo de los 30.000, cifra que se había conseguido durante los últimos tres años. Pese a que los números son buenos, se encuentra en cifras de 2011, cuando comenzó un ascenso que se ha detenido.

Sobre los extranjeros, las pernoctaciones llegaron a las peores cifras desde el 2012, cuando no lograron llegar a las 2.000. El número, sí es cierto, se mantiene por encima de los 900, aunque acumula dos años a la baja desde los 989 de 2015 y lejos del record de 2011, cuando se superaron los mil viajeros (1.486).

Comentarios