La Policía celebra los Ángeles Custodios con una nueva caída de la criminalidad

La Policía celebra los Ángeles Custodios con una nueva caída de la criminalidad
El amplio descenso de los hurtos en la provincia en lo que va de año posibilita que el número de infracciones penales descienda pese al aumento en la mayoría de delitos. La Comisaría de la Policía Nacional albergó el acto oficial que se celebró este lunes

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado celebraron este lunes la festividad de su patrón: los Ángeles Custodios. Y lo hizo con buenos datos generales en cuanto a criminalidad se refiere en Salamanca. De hecho, la tasa de este año es de las más bajas de los últimos años, situándose hasta junio, últimos datos que ofrece el Ministerio de Interior, en 4.721 infracciones penales, 200 menos que en el mismo periodo de 2016.

Así lo hizo ver el comisario jefe provincial, Francisco Martín, que aseguró que el cuerpo continuará con su compromiso de servicio público hacia los conciudadanos. También quiso agradecer a todas aquellas personas "que sin ser policías hacen más fácil nuestro trabajo", que consiste en defender los derechos y garantías de la ciudadanía. Por todo ello, se ha conseguido que la ciudad de Salamanca sea "un entorno seguro y libre de sobresaltos".

Esta bajada se debe a un importante descenso en los hurtos, como explicó el comisario jefe. Sin embargo, estos son casi el único delito que ha descendido, junto con los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria. Todos ellos lo han hecho en un tres por ciento. También han descendido las agresiones sexuales con penetración, en un 2%.

Francisco Martín también lamentó que hayan crecido los homicidios consumados y en grado de tentativa, los delitos contra la libertad, los robos con fuerza en domicilios u otras instalaciones, el tráfico de drogas y las sustracciones de vehículos, así como los malos tratos y las estafas por internet, dos fenómenos que están creciendo cada vez más.

No en vano, desde la última celebración de los Ángeles Custodios han sido varios los crímenes que han asolado la provincia. En octubre de 2016, un guardia civil mató a su pareja en Fuentes de Oñoro y luego se quitó la vida; en diciembre un hombre fue apuñalado en la autovía A-66 en Beleña cuando en compañía de otro iba a robar la droga a otro coche, tres meses después fueron detenidos los homicidas y enviados a prisión; a comienzos del pasado mes de marzo una mujer apareció muerta a cuchilladas en su vivienda de la calle América, con sus presuntos autores ya detenidos y en prisión; a finales de marzo otra en las mismas circunstancias en la calle San Ambrosio; y en mayo un hombre murió al explotar una atracción de ferias tras ser contratado por su dueño para quemarla.

Algunos de estos ocurrieron en la capital de Salamanca, espejo de la provincia en cuanto a los datos de criminalidad que ofrece el Ministerio de Interior se refiere. Crece o se mantienen la mayoría de tipología de delitos salvo los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria y los de hurtos que son, a su vez, los más repetidos. De hecho, en 2016 supusieron más de la mitad del total. En los primeros seis meses del año, en Salamanca, fueron de 1.184 del total de 2.757.

Gran labor policial además de la resolución de crímenes

Francisco Martín también quiso, en su discurso, realzar la gran labor policial más allá de la resolución de los hechos delictivos. Por ejemplo, destacó que los siete trabajadores que trabajan en la expedición del Documento Nacional de Identidad emitieron, a fecha 28 de septiembre, un total de 24.473 carnets. De igual manera, resaltó la labor de las patrullas para localizar, identificar y detener a los delincuentes que transitan las calles. A día de hoy se llevan recorridos más de 131.000 kilómetros, y se espera que a final de año esa cifra supere los 175.000 kilómetros.

El comisario jefe provincial detalló de igual modo el gran número de inspecciones en vehículos y controles de prevención realizados, así como el número de actas por consumo de drogas levantadas (cercana al millar).

Asimismo, pidió mayor colaboración de los charros con la Unidad de Participación Ciudadana, que permiten una mayor seguridad colectiva. Y es que como destacó Francisco Martín, "la seguridad es cosa de todos". Por ello, pidió más ayuda a todas las personas, a las que animó a contactar y colaborar con la Policía. De igual manera, quiso resaltar la colaboración con otros cuerpos de seguridad como la Policía Local y Guardia Civil, así como con la seguridad privada. Por ello, afirmó que uno de los retos es "estrechar, aún más, la colaboración" entre todos los cuerpos.

Finalmente tuvo un recuerdo a "los desplazados a otros territorios" que protegen y sirven a todos los ciudadanos y hacen cumplir la ley.

Antonio Andrés Laso: "La Policía es una profesión difícil y vocacional sólo para valientes"

Antonio Andrés Laso, subdelegado del Gobierno en Salamanca, quiso reconocer "la labor de mujeres y hombres de la Policía Nacional que hace que vivamos en un territorio donde la ley se respeta". Además, esas personas han escogido "una profesión difícil y vocacional, sólo para valientes", a los que agradeció que mejoren la vida de los ciudadanos y garanticen los derechos y libertades civiles.

El subdelegado del Gobierno también recordó que España, y en particular Salamanca, son tierras seguras donde se impone la tranquilidad, además de existir una separación de poderes imperante y donde la ley se respeta.

Antonio Andrés Laso aseguró igualmente que la tranquilidad que supone la labor policial es uno de los factores que permiten el crecimiento económico y social de Salamanca y España, y explicó que para que esto se mantenga es necesaria la colaboración entre cuerpos y con la ciudadanía, ya que "la cooperación es la única forma que existe para lograr resultados exitosos".

Por último, recordó que con la amenaza terrorista hay que redoblar los esfuerzos, como se ha hecho en los últimos dos años, además de seguir existiendo otros motivos de preocupación nuevos, como son las amenazas digitales, los acosos laborales y sexuales, la discriminación al colectivo LGTBi y el maltrato, contra los que hay que luchar socialmente ya que "la seguridad nos atañe a todos".

Finalmente, quiso agradecer el apoyo a familiares y amigos de los miembros del cuerpo, ya que sin su compañía les sería imposible realizar ese trabajo, y aseguró que no deben ocultar "el orgullo y gratitud que hoy sentimos todos".

Comentarios
Lo más