Decálogo de buenas prácticas del solicitante de minicréditos

Decálogo de buenas prácticas del solicitante de minicréditos
Puede servirnos en todo tipo de situaciones, pero todavía más si hablamos de implantarlo en las finanzas; un escenario con una terminología que puede llegar a generar confusión en muchas ocasiones
 

Los minipréstamos llevan años ofreciendo financiación de forma rápida y sin papeleos; a lo largo del tiempo, sus condiciones, ventajas, importes y plazos han ido variando constantemente, dando lugar a plataformas online que se actualizan cada dos por tres y que cada vez ofrecen más información. Esto no quiere decir que aumente su nivel de complejidad, al contrario, las convierte en entidades con plataformas cada vez más preparadas y dotadas de gran usabilidad y accesibilidad.

A pesar de lo expuesto previamente, que los soportes online sean cada vez más sencillos no impide que algunas personas podamos perdernos durante el proceso; especialmente si es la primera vez que solicitamos créditos rápidos. Como para todo hay solución, si nos da respeto solicitar un préstamo de forma online sin asesoramiento en tiempo real, a continuación proponemos unos pasos a seguir que nos guiarán de forma previa, coetánea, y posterior a la solicitud.

Tras conocer algunas de las entidades a las que podemos pedir minicréditos, ha llegado la hora de entrar en materia y desglosar el decálogo de buenas prácticas del solicitante de mini préstamos; aunque podemos alterar el orden de algunos pasos, es más que conveniente respetarlos todos en el orden el en que aparecen.

Diez pasos a seguir

Examinar nuestra situación económica: debemos asegurarnos de que no podemos conseguir financiación por ningún otro lado, ya que tirar de ahorros podría evitar que, con algunos mini préstamos, paguemos intereses.

Escoger correctamente la entidad: con esto nos referimos a escoger una entidad cuyas condiciones y ventajas sean las que más nos favorezcan en comparación a otras compañías de crédito.

Verificar la seguridad del lugar: antes de introducir nuestros datos en la plataforma online, debemos cerciorarnos de que el sitio Web está protegido y que, por tanto, no corremos ningún riesgo.

Consultar los términos y condiciones del sitio: este paso es importante porque nos ayudará a entender toda la información que nos muestra y pide la empresa de créditos rápidos.

Escoger importes que podamos devolver en el plazo: podemos utilizar el simulador de la página web para determinar el coste total de nuestro préstamo. Antes de continuar, debemos asegurarnos de que podremos devolver el préstamo sin problemas en el día establecido.

Rellenar correctamente la información del formulario: es más que recomendable comprobar nuestros datos antes de enviar la solicitud, de esta forma evitaremos posibles erratas.

Realizar la solicitud y esperar nuestra respuesta: impacientarnos no servirá de nada, las compañías de minicréditos suelen cumplir con los períodos de ingreso.

Asegurar de que el ingreso llega cómo y cuándo esperábamos: debemos comprobar que el importe que nos ha llegado coincide con el que pedimos inicialmente, además de confirmar que lo hemos recibido a tiempo.

Planificar la devolución del préstamo: una vez tengamos nuestro dinero, deberemos empezar a planear, lo antes posible, la devolución del pago.

Estabilizar la situación económica: debemos ser prudentes con los microcréditos, pedirlos puntualmente está bien, pero no debemos abusar de ellos, pues podríamos sobreendeudarnos.

Comentarios