¿Quién fue el patrón de Salamanca?

¿Quién fue el patrón de Salamanca?
Nacido en 1430, fue un fraile agustino que logró apaciguar la disputa entre los bandos de familias nobles. Se le atribuyen dos milagros, el de Pozo Amarillo y el de la calle Tentenecio, además de librar a la ciudad del tifo negro
 

Juan de Sahagún (1430-1479) fue un religioso nacido en la villa de Sahagún, provincia de León. Tras ser colegial del Colegio Mayor de San Bartolomé, se ordenó fraile agustino en el famoso convento que esta Orden tenía en Salamanca. 

El patrón de Salamanca fue conocido por su intervención en la vida de la ciudad y su mayor logro fue conseguir apaciguar la querella que enfrentaba a dos bandos de familias nobles que durante cuarenta años disputaron en Salamanca, con muchas muertes por ambas partes.

De él se recuerdan en Salamanca dos milagros: cuentan las crónicas que un niño se cayó a un pozo profundo, pero Juan echó su cíngulo, que llegó hasta donde el niño pudo tomarlo. Entonces el santo hizo subir el nivel del agua hasta que el niño llegó a la superficie. El milagro se recuerda en la calle donde ocurrió: Pozo Amarillo. 

El otro milagro dice que un toro bravo se había escapado por las calles de Salamanca sembrando el terror. Juan le detuvo y amansó diciéndole: “Tente, necio". La calle donde esto ocurrió tiene ahora el nombre de Tentenecio.

02 san juan pozo amarillo

También se dice de él que con sus oraciones libró a Salamanca de la peste del tifo negro, pero, ironías del destino, murió envenenado. Sucedió que el comendador de la ciudad tenía una amante. Al escuchar los sermones de San Juan de Sahagún en la iglesia de San Blas, decidió apartarse totalmente de la querida, quien despechada amenazó con quitar la vida de San Juan antes de que finalizara el año. 

Unos dicen que mandó envenenar la comida del santo. Otros, que contrató a un sicario para que lo apuñalase con un estilete untado en ponzoña. Sea como fuere, pereció emponzoñado a los cincuenta años. Sus restos fueron enterrados en la Catedral Nueva de Salamanca, aunque hay reliquias suyas en Sahagún y en varios otros lugares del mundo. 

Comentarios
Lo más