Errores a la hora de elegir qué estudiar en la universidad

Errores a la hora de elegir qué estudiar en la universidad
Hacerlo según la nota de corte o sin la vocación adecuada son los principales problemas que se pueden encontrar en el momento de elegir el grado
 

Cuatro años de estudios, o incluso más, marcarán parte de la historia futura de los estudiantes que esta próxima semana se enfrentarán a la Evaluación de Bachillerato de Acceso a la Universidad por lo que la elección de qué estudiar se torna en una importante decisión. Los alumnos, en este momento, suelen cometer ciertos errores a evitar, especialmente aquellos que no conocen su vocación. 

Son muchos los que, en este caso, por inercia, eligen un grado y siguen el proceso que parece más evidente. Sin embargo, estudiar por estudiar es uno de los errores más grandes que se cometen en este punto. Lo mejor es evaluar qué opción es la más deseable y una vez encontrada, elegirla. 

Relacionado con este primer error, no tener motivación para estudiar normalmente lleva a abandono, a pesar de que España tenga una de las tasas más bajas en este ámbito. Saber a qué se va a enfrentar uno en la carrera y no tener una idílica opinión es importante para no llevarse una desilusión en los estudios. 

Lo que hacen los amigos es otra de las equivocaciones de los estudiantes. La idea de cometer un quiebro en la historia de la vida siempre asusta, pero se debe decidir según las opiniones propias ya que, de lo contrario, también ocurrirá lo que en los dos primeros errores, principalmente en la motivación que se puede perder una vez iniciada. 

La nota de corte es otra de las opciones que se suele mirar para elegir. Tener una buena nota da mayores posibilidades pero ello no quiere decir que haya que escoger los estudios que tengan una amplia nota de corte. Muchos creen un desperdicio no utilizar su nota pero el corte no implica mayor calidad de enseñanza o dificultad, sino que los compañeros que se tengan también habrán obtenido una nota alta. Lo más importante es elegir según el deseo y vocación de cada uno.

Comentarios
Lo más