CSIF califica de “muy frustrante y decepcionante” para la educación pública el curso 2016-2017

CSIF califica de “muy frustrante y decepcionante” para la educación pública el curso 2016-2017
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) lamenta que las políticas de recortes del Gobierno, junto a la precipitación y la confusión que ha generado la LOMCE, “nos haya dejado un curso 2016-2017 muy decepcionante, frustrante y desmotivador para la educación pública, con una administración que ha preferido mirar para otro lado, en vez de abordar de una vez por todas los problemas de fondo del sistema educativo, y que se ha limitado a imponer una mayor carga de trabajo y más presión a los docentes, que somos los que nos hemos cargado a la espalda la responsabilidad de mantener la calidad educativa pública en Castilla y León”.

Así lo considera la presidenta del sector de Educación de CSIF Castilla y León, Isabel Madruga, que remarca que “a pesar de todo, en CSIF hemos trabajado para atenuar las presiones y el empeoramiento de las condiciones laborales, y hemos exigido hasta la extenuación la recuperación de lo perdido, consiguiendo pocas cosas. Entre los logros está la recuperación de la convocatoria de licencias por estudios para los docentes; la revisión de la normativa de itinerancias; la inclusión del francés como primera lengua extranjera en la EBAU; y la posibilidad de que los interinos pidan las plazas concretas a las que podrán optar, es decir, pudiendo elegir el centro, la provincia, las horas lectivas o la temporalidad de la plaza”.

   Asimismo, en la comisión del programa RELEO Plus, de gratuidad de libros de texto, se ha conseguido que la participación del docente sea voluntaria y compensada mediante horas lectivas. En el calendario escolar, se han podido acortar los tiempos de los exámenes de septiembre de 2º de Bachillerato, una vez que la Consejería decidiera pasarlos a finales de junio, evitando prolongar su corrección hasta julio; y se vuelve a tener el periodo vacacional de Semana Santa, después de jueves y Viernes Santo, teniendo después una semana completa de vacaciones.

   CSIF está preparando propuestas para todas las Juntas de Personal Docente, para que se respete el calendario escolar negociado en Mesa Sectorial de Educación, atendiendo a criterios meramente pedagógicos. “En estos dos aspectos, RELEO Plus y calendario escolar, hemos logrado limitar que se prolonguen las actividades obligatorias para los docentes sin otros cargos del profesorado al mes de julio, aunque será inevitable para los equipos directivos, docentes voluntarios del Releo + y los CFIEs”, explica Madruga.

   “La administración merece un suspenso muy bajo”, ironiza Madruga, que sigue “parcheando una ley educativa, la LOMCE, como ha ocurrido con el procedimiento de los exámenes de acceso a la universidad (EBAU), que ha tenido importantes incidencias, con perjuicios para los alumnos”. Para Madruga, “incomprensiblemente, la administración sigue poniendo parches a una LOMCE que no cuenta con el apoyo ni de partidos políticos, ni de sindicatos, ni de la comunidad educativa”.

   Aunque se han celebrado más de una veintena de mesas sectoriales de Educación con la Junta, “seguimos pendientes del cumplimiento del calendario de negociación bianual que se estableció con todos los sindicatos de la Mesa Sectorial durante el primer trimestre de este curso escolar que ahora finaliza, en el que hemos avanzado muy poco”, remarca la responsable de Educación de CSIF en Castilla y León.

    Una de las principales reivindicaciones pendientes, “que toca abordar para el próximo curso, es la reducción de horas lectivas para los docentes”. Isabel Madruga critica que la administración “no quiere ver la tremenda carga de trabajo que se da a los docentes, cada vez con más tareas -al margen de dar clase-, en unos centros en los que crece la burocracia”.

   Un ejemplo de esta situación es la aplicación del programa RELEO Plus antes mencionado, “que obligaba a los docentes a ocuparse de la gestión de la recogida de libros en julio, cuando no es su competencia, y sin ninguna compensación”.

    CSIF denuncia, en el balance del curso 2016-2017, que no se haya podido comenzar la negociación del modelo bilingüe, “que rechazamos tal y como lo está desarrollando ahora la Junta, porque es una imposición que carece de garantías, de calidad y de equidad suficiente”.

    “La recuperación de la exigencia de haberse presentado a oposiciones para acceder a una plaza de interinidad, que este año se ha suprimido por motivos excepcionales”, es otra de las reivindicaciones pendientes de CSIF. “Esperemos que se retome el curso que viene y se vuelva a vincular estar en listas en Castilla y León, a la necesidad de presentare a oposiciones en la Comunidad”, señala Isabel Madruga, cumpliendo lo firmado en el Acuerdo de 19 de mayo de 2006.

   CSIF tampoco olvida el cumplimiento del Acuerdo de Modernización de la Función Pública 2015-2019 alcanzado con la Junta que, como al conjunto de empleados públicos, también afecta a Educación, “y que llevó a convocar movilizaciones en los meses de marzo y abril, exigiendo la vuelta a la jornada de 35 horas para los empleados públicos, la recuperación de la estructura salarial anterior a 2010, y la convocatoria de amplias ofertas de empleo público”. Finalmente, el sindicato independiente recalca la petición de negociación en el ámbito nacional y autonómico de la puesta en marcha del acuerdo de 29 de marzo de 2017 con el Gobierno, para la estabilización laboral y reducción de la temporalidad, que “posibilitará la mayor oferta de empleo público de la democracia”. Isabel Madruga pide unas 5.000 plazas de docentes, en los próximos 3 años, para llegar a una interinidad del 8%.

   CSIF demanda negociar todas las modificaciones del Real Decreto de acceso e ingreso a la Función Pública, “aspectos como el peso de la experiencia docente en la fase de concurso de este proceso o la modificación de los temarios, es algo que deberá llevarse a Mesa de Negociación”.

Comentarios