Un año sin alertas por ozono en el aire

Un año sin alertas por ozono en el aire
El aire que respiramos durante el año pasado no superó ninguno de los valores límite de protección a la salud humana, y por primera vez tampoco lo hizo el ozono, según los datos recogidos en el Informe Anual de Calidad del Aire 2016 que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente
 

Por noveno año consecutivo, en Castilla y León no ha habido problemas de salud relacionados con la calidad del aire. El año pasado tampoco se registraron superaciones de los valores límite de protección a la salud marcados por la normativa española y europea respecto a la calidad del aire que respiramos, según se recoge en el Informe Anual de Calidad del Aire 2016, que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente acaba de publicar y que ya está disponible en su web. 

La mejoría alcanza también al ozono, que por primera vez, no ha superado el valor objetivo de protección a la salud en ninguna de las zonas de la Comunidad. La única superación se produjo solo durante una hora y en la estación leonesa de Lario, inducida probablemente por los incendios forestales en la zona del Bierzo en esas fechas. El año 2015 había registrado los valores más altos en las estaciones de Muriel de la Fuente, Segovia; en Venta de Baños, Palencia; y en el Valle del Tiétar y Alberche. 

La conclusión de los técnicos es que teniendo en cuenta los datos de la calidad del aire que se registraron en Castilla y León durante el año 2016 la calidad del aire sigue siendo buena y en algunos lugares, excelente. 

El  informe expone los resultados de la evaluación de la calidad del aire del territorio, obtenidos a partir del análisis de los registros de todos los analizadores desplegados en la región de las redes públicas y privadas que generan más de 2.000.000 de datos de la calidad del aire, que se resumen y se presentan en el citado informe.

Actualmente en la Comunidad existen un total de 54 estaciones de control de la calidad del aire, de las cuales 22 son gestionadas por la Junta de Castilla y León, cinco por el Ayuntamiento de Valladolid, una por AEMET, y el resto por las instalaciones potencialmente contaminadoras de la atmósfera ubicadas en la Comunidad, tal y como lo exige la autorización ambiental. También se utiliza, para optimizar los recursos, la estación de la Comunidad de Madrid situada en San Martín de Valdeiglesias. En total 200 analizadores que vigilan la calidad del aire durante las 24 horas del día y los 365 días del año. 

Valores de dióxido de nitrógeno y otros contaminantes

Respecto al dióxido de nitrógeno (NO2), los valores más altos se registran en las estaciones de Soria, León y Valladolid. Así Valladolid presenta la media anual más alta (32µg/m3) y Soria, con una media anual de 23µg/m3, es la que más superaciones del valor límite horario registra (6). La estación de Valladolid está un 20% por debajo del valor límite anual (40µg/m3) y la de Soria un 40%. Respecto al número de superaciones horarias del valor de 200µg/m3 permitidas por la normativa, la estación de Soria no llega a un tercio de las superaciones permitidas, en este caso 18 a lo largo del año. El resto de estaciones en la Comunidad, se encuentran por debajo de 20µg/m3, es decir, con valores inferiores al 50% del valor límite.

En lo relativo a las partículas en suspensión (PM10), los valores más altos se registran en Medina del Campo, con una media anual de 26µg/m3 y 11 superaciones diarias, estando el valor límite en 40µg/m3 y en 25 superaciones diarias. El resto de estaciones, excepto una estación de Cementos Cosmos, registran valor inferiores a 20µg/m3, es decir, un 50% inferiores al valor límite anual (40µg/m3).

Sobre el dióxido de azufre (SO2), sólo se ha registrado una superación del valor límite horario, (se permiten 24 horas al año) en una estación de la Central Térmica de Compostilla. Dado que durante 2016, las centrales térmicas funcionaron intermitentemente, los valores de SO2 han mejorado respecto a los del año pasado y no se supera en toda la Comunidad un valor medio de 10µg/m3. Lo mismo ocurre con el monóxido de carbono (CO), el valor más elevado de la media horaria anual se detecta en Soria (0.5mg/m3).

Comentarios