Desarticulada una banda de estafadores con móviles de alta gama

Desarticulada una banda de estafadores con móviles de alta gama
Contaban con un amplio grupo de empleados desleales en distintos tipos de empresas. Por un lado, teleoperadores en compañías telefónicas que conseguían datos de carácter personal de clientes de manera fraudulenta y por otro, trabajadores en compañías de mensajería que desviaban el curso legal de los terminales adquiridos. Los receptadores finales adquirían los teléfonos a muy bajo coste y los introducían en el mercado a través de locutorios y comercios

La Policía Nacional ha detenido a 57 ciudadanos de 13 nacionalidades diferentes que formaban parte de una red criminal -dirigida por clanes familiares rumanos- que defraudó 3.000.000 de euros traficando con smartphones premium. Adquirían datos de carácter personal a través de teleoperadores en empresas de telefonía. Con ellos, compraban de manera fraudulenta móviles de alta gama usurpando la identidad de las víctimas y efectuando los cargos a sus cuentas.

Aportaban domicilios de entrega falsos o inexistentes y, a través de mensajeros que previamente habían captado, desviaban su curso legal. Cuando los receptadores recibían la mercancía la introducían en el mercado a través de locutorios y comercios.

Compañías telefónicas españolas y sus clientes, las principales víctimas

Las investigaciones comenzaron cuando los agentes recibieron la información de que un grupo perfectamente organizado estaría estafando a compañías telefónicas españolas y a sus clientes. Para ello contaban con la colaboración de empleados desleales que trabajan como teleoperadores en este tipo de empresas, que se encargarían de obtener de manera ilegal datos de carácter personal de los ficheros y bases de datos de clientes a cambio de una remuneración económica. Con los datos obtenidos realizaban compras fraudulentas de móviles de alta gama haciéndose pasar por los legítimos titulares de las cuentas bancarias de las víctimas.

Una vez obtenidos los terminales intentaban evitar dejar rastro, para ello aportaban direcciones de entrega falsas. Desviaban el curso legal de las entregas gracias a la participación en la trama de trabajadores de empresas de mensajería, captados por la organización, que percibían 50 euros por cada teléfono entregado a los estafadores. En alguna ocasión llegaron a desviar la entrega de más de un centenar de terminales al mes.

estafadores telefonos moviles

En el último escalón del entramado se encontraban los receptadores, que adquirían los teléfonos a un coste muy por debajo del precio de mercado. Estos se encargaban de introducirlos en el mercado a través de locutorios y diferentes comercios obteniendo con su venta importantes beneficios.

133 denuncias en territorio español

Se considera que la organización ha participado en más de dos mil estafas y que el perjuicio económico ocasionado supera los tres millones de euros. Los tres miembros principales de la organización fueron detenidos en Rumanía, en una operación conjunta entre la Policía Nacional española y la Policía de Rumanía. 

En los registros se han intervenido 30.000 euros en efectivo, 130 teléfonos smartphones de distintas marcas, 21 tablets, 3 televisores, 7 portátiles, 587 tarjetas SIM, 2 videoconsolas, 23 dispositivos de almacenamiento, 1 plastificadora, 1 guillotina y 25 cuadernos con datos personales obtenidos de manera fraudulenta.

Comentarios
Lo más