León, reino abierto de bar en bar

León, reino abierto de bar en bar
Benditos bares, y benditas tapas. León se lleva la palma en cuanto a número de bares por habitantes del país. Además, completa el pódium el Viejo Reino, junto a Salamanca -medalla de plata- y Zamora -bronce-. Pero la provincia al completo no se queda atrás, donde la mayoría de los municipios superan de lejos la media nacional de casi tres bares por mil habitantes.

Un café. Un vino. Un corto. Y su tapa, por supuesto. En León hay bares por doquier, y encontrar una calle sin estos 'benditos lugares', tal y como los denomina la multinacional Coca-Cola, es misión imposible. Todos hemos escuchado paseando por León, incluso seguro que muchos de nosotros lo hemos afirmado, que León es la ciudad con más bares de España, y así se ha coronado tras el estudio realizado por Coca Cola y la Federación Española de Hostelería y Restauración 'Benditos Bares en datos', una radiografía de los bares en España, un proyecto que da a conocer, en diferentes formatos audiovisuales e interactivos, un análisis del sector de los bares en nuestro país.

Si ya en el extranjero España es conocida como tierra de bares, es muy destacable que León no sólo supera la media nacional, con 2'8 bares y cafeterías por cada mil habitantes, sino que la dobla hasta alcanzar los 5'03.

En España viven 46.557.008 personas, según el Padrón del Instituto Nacional de Estadística–, y aunque no todos los lugares cuentan con la misma oferta, los municipios de León se llevan la palma: Balboa cuenta con 9'32 bares por cada mil habitantes, San Emiliano con 4'37, Lucillo con 5'01, Ponferrada con 4'45 y Valderas con 5'06, por poner algunos ejemplos, todos superando la media de bares del resto del país con gran diferencia.

En general, los municipios con más concentración de bares y cafeterías por cada mil habitantes en el conjunto español son Sallent de Gallego en Huesca (15,7), Comillas en Cantabria (9,8) y Peñíscola en Castellón (9,4). Dos localidades cántabras completan el top 5: Noja (9,3) y Potes (8,8).

Comentarios