Santiago Castañeda: “Queremos ayudar a los niños con cáncer y dar una lección de solidaridad”

Santiago Castañeda: “Queremos ayudar a los niños con cáncer y dar una lección de solidaridad”
Castellanos de Villiquera celebra las fiestas de San Juan con un plato fuerte, el musical, que lleva a Merche y Los Rebujittos a tocar en el municipio aunque el plato del que más orgullosos se sienten los vecinos es el de paella con el que contribuirán a echar una mano a Pyfano

El Club Deportivo Castellanos de Villiquera tiene el honor este año de pregonar las fiestas de San Juan. Tras las palabras, el chupinazo y a partir de ese momento una juerga constante que continúa hasta el lunes a golpe de buena música, confraternidad y ganas de pasárselo en grande disfrutando de un ambiente que solo se puede paladear estos días.

Arrancan las fiestas de San Juan y para usted termina una larga carrera de trámites y preparativos que ni nos imaginamos. Lo más parecido a llegar a la meta, ¿verdad?

Es un buen paralelismo, sí. Llevamos desde finales del pasado año trabajando. Para poder cerrar un programa como el que tenemos hay que pelearse mucho y hablar con mucha gente.

El caso de la actuación de Merche es claro ejemplo de eso que me dice

Así es. Las conversaciones comenzaron en noviembre y se prolongaron varias semanas hasta que logramos cerrar la actuación.

El eje de estas fiestas

Absolutamente. Será un San Juan muy musical en el que Merche y Los Rebujitos destacan por encima del resto.

¿Por qué estos artistas y no otros? 

Me reúno bastante con las peñas y los jóvenes y todos van aportando sus sugerencias para poder escoger. Igual que en muchos otros pueblos trato de buscar el consenso, no puede ser de otra manera. En esa tarea también me ayudan muchísimo los concejales, cuya labor quiero agradecer públicamente. 

¿Qué le hace sentir más orgulloso del programa festivo de este año? 

La verdad que los conciertos son los platos fuertes pero una cosa también muy importante este año es la paella solidaria que vamos a dar. Es la primera vez que hacemos algo con este tinte benéfico en el municipio. Cada comensal aportará un euro por plato y ese dinero irá a parar a Pyfano.

Queremos ayudar a los niños con cáncer y dar una lección de solidaridad. Normalmente damos unas mil raciones por lo que más o menos tenemos una estimación de la ayuda que podremos aportar. El pueblo, no me cabe duda, se va a volcar como todos los años.

¿Cuál es el mayor reto de elaborar un programa que guste todos los años?

El mayor desafío de todos los años pasa, sin duda, por satisfacer a todo el mundo. Somos 700 vecinos de edades muy diversas y hay que acordarse de todos. La programación musical de este año es ejemplo de ello. Los Rebujitos son para gente más joven, el sábado para todos los públicos con Merche y el domingo viene una coplera muy buena pensando en la gente mayor del municipio.

Y es común que los niños tengan un protagonismo algo mayor.

Cierto, y en Castellanos de Villiquera también va a ser así. El sábado los niños van a disfrutar de una divertida fiesta del agua con toboganes y de la fiesta de la espuma y el lunes, como habitualmente en estas fiestas, es el Día del Niño en el que desde la mañana hasta la tarde disfrutan de un montón de juegos recreativos para ellos.

¿Qué caracteriza a las fiestas de San Juan en Castellanos de Villiquera?

Principalmente, que viene muchísima gente de fuera y que la gente del pueblo se implica muchísimo. Se demuestra, además, en todas esas actividades de confraternización que hacemos como la paella del sábado, la caldereta del lunes y el bocata de jamón con el que se agradece a patrocinadores y voluntarios l ayuda que presta estas fiestas. 

Merche, Rebujitos, David Roda, Destrangis, Edu García… ¿tiene la sensación de que las actuaciones musicales van a ser un gran polo de atracción este año? 

Ojalá. Esperamos que la imagen de Castellanos de Villiquera se vea reforzada. Estoy convencido de que serán muchos los que vengan de fuera.

Aproveche para ‘venderles’ su pueblo…

Se vende solo y se vende bien. Estamos a 8 kilómetros de Salamanca y disponemos de buenas instalaciones deportivas, parques infantiles…. Cualquiera puede venir a vivir aquí y disfrutar de unos muy buenos servicios.  

Habrá que intentar convencer también a los que viven habitualmente en Villiquera pero que aún no se deciden a empadronarse, ¿verdad?

Ese es un problema que padecemos muchos pueblos del alfoz y del entorno de Salamanca. Por muy diversas circunstancias la gente no está empadronada y es algo que juega en nuestra contra porque lo cierto es que pueblos como el nuestro dependen mucho del empadronamiento pero contra eso es muy complicado luchar.

Comentarios