La campaña de verano generará entre 4.500 y 7.000 empleos

La campaña de verano generará entre 4.500 y 7.000 empleos
Así lo prevén las empresas de recursos humanos Randstad y Adecco, respectivamente. Si se comparan estos datos con los de 2016, la empresa de recursos humanos calcula que será un 20% más. La creación de empleo durante los meses de junio, julio y agosto será más pronunciada en los sectores turístico y hostelero. También otros ligados como el de transporte y logística, el comercial, el de alimentación y bebidas y, en última instancia, también el industrial. Los cocineros, los ayudantes de cocina, los camareros, los agentes de viajes, los camareros de piso, los monitores de tiempo libre o animadores y los socorristas serán algunos de los perfiles más demandados del verano 

Los datos de paro registrados en abril en nuestro país (últimos datos disponibles) reflejaron un descenso de 29.281 personas en las listas de los Servicios Públicos de Empleo. Así, la tendencia positiva iniciada durante la campaña de Semana Santa se mantendrá gracias al inminente comienzo de la campaña estival que, como en otras ocasiones, permitirá a miles de desempleados de nuestro país incorporarse de nuevo al mercado laboral. 

Los meses de junio a septiembre siempre han supuesto un impulso en las contrataciones representando incrementos interanuales de hasta un 20%. El pasado año, la empresa de recursos humanos Adecco, líder mundial en la gestión de recursos humanos, y su división Adecco Outsourcing ya detectaron un retorno a los niveles de contratación previos a la crisis económica, con incrementos del 10%. Este año, los pronósticos son aún mejores y se prevé que la campaña veraniega genere un 12% más de contratos que en 2016 – un 17% más en Castilla y León -.

Es en periodos como el estival (también en las fechas navideñas o en Semana Santa) donde la temporalidad tiene su razón de ser: ante las necesidades puntuales de las empresas por un aumento de su producción o para sustituir las vacaciones de sus empleados, los trabajadores temporales son el recurso idóneo para que las empresas puedan mantener su actividad.

Barcelona, Madrid y Murcia son, desde hace varios años, las tres provincias que más empleo generan en la campaña de verano y así seguirá siendo en esta temporada. Barcelona encabezará la contratación con sus 191.400 nuevos empleos. Madrid, en segundo lugar, creará 190.200. Y, en tercer lugar, Murcia, con 145.000. 

En el extremo opuesto están Soria, con cerca de 1.200 nuevos empleos, que la convierten en la provincia española que menos empleo generará en esta campaña, Cuenca (1.850) y Ciudad Real (1.850), que, desde hace años, se instauran como las provincias con menor nivel de contratación en verano, probablemente debido al menor impacto del sector turístico en estas zonas. 

Si nos centramos en Castilla y León, Valladolid se sitúa en primera posición con 19.700 contratos. Le siguen Palencia, con 17.300 contratos, y Burgos, con 11.800. Tras ellas, Salamanca, con 6.900, Segovia, con 6.500, León, con 5.100, Zamora, con 3.800, y Ávila, con 2.500. Soria, por tanto, es la provincia castellano-manchega que menos empleo generará, pese a la creación de más de 1.200 puestos de trabajo.

Aunque las cifras de 2016 ya fueron positivas, este año se prevé un incremento interanual notable para casi todas las provincias de la geografía española, lo que hará que esta campaña de verano sea aún mejor que la anterior. Las que no crezcan con respecto al año anterior, lograrán mantener la cifra de empleos que crearon entonces.

El turismo tirará del empleo

Como ya es habitual, en nuestro país los sectores del turismo y la hotelería serán los que concentren un mayor número de contrataciones, especialmente en el caso de las regiones costeras y aquellas que concentran mayor afluencia de turistas durante el verano. Las buenas previsiones que los empresarios manejan en los meses previos al verano, ligados a esa creciente llegada de extranjeros por motivos vacacionales, hacen que las compañías contraten más personal que en años anteriores. De hecho, se espera un crecimiento interanual del empleo en este sector del 20%.

Así, íntimamente ligado a este sector, otros de los que generarán una mayor demanda de trabajadores serán el aeroportuario o el de transporte y logística. También en relación con el aumento de la actividad turística y el consumo en nuestro país, el sector servicios demandará personal.

Aunque el pistoletazo de salida a la campaña tendrá lugar durante el mes de junio, la consultora de recursos humanos ya ha notado que aquellos sectores destinados al consumidor final (alimentación o bebidas) han comenzado a realizar contrataciones en el mes de mayo para prepararse para la campaña estival.

Una vez más, el sector comercial, al igual que durante el resto del año, será otro de los sectores que genere un gran volumen de puestos de trabajo, ya que son muchas las empresas cuya estrategia de ventas depende en gran medida del periodo estival. Las previsiones para este sector son realmente optimistas y se espera una mejora interanual de la contratación del 30%. 

Además, el sector contact center, uno de los principales generadores de empleo en los últimos años, seguirá contratando personal e incluso aumentará su demanda por parte de las empresas de asistencia en carretera.

Otro de los sectores que demandará empleados será el industrial. Muchas empresas del sector industrial y de la automoción cierran dos o tres semanas en agosto. Sin embargo, en las semanas previas o posteriores, es habitual que soliciten personal adicional antes y después del cierre para poder mantener el plazo de entrega de sus pedidos, lo que genera un repunte de la demanda de trabajadores en esas fechas.

Así, en Salamanca, la hostelería, el sector de contact center y el de alimentación serán los más fuertes en esta campaña. De ahí que los perfiles de teleoperador, comercial, de atención al cliente, camarero de banquetes, personal de cocina y operario de industria cárnica sean los más demandados en la zona.

Comentarios