La comunidad musulmana proyecta construir otra mezquita en el norte de la ciudad

La comunidad musulmana proyecta construir otra mezquita en el norte de la ciudad
La junta directiva de la agrupación Al Rahman tiene un acuerdo sobre una parcela del paseo de Gonzalo Torrente Ballester, frente al desguace junto al parque Würzburg, para levantar el que será el nuevo Centro Islámico de Salamanca, actualmente en la calle García Lorca del barrio Garrido
 

La comunidad musulmana de Salamanca proyecta construir otra mezquita al norte de la ciudad, el que será el nuevo Centro Islámico al considerar que el actual espacio, en la calle García Lorca del barrio Garrido, ya queda pequeño. En concreto, la junta directiva de la agrupación Al Rahman tiene un acuerdo para levantar el inmueble sobre una parcela del paseo de Gonzalo Torrente Ballester, frente al desguace junto al parque Würzburg.

Según explica Abdallah Bouichou, presidente de la Comunidad Islámica en Salamanca, desde la firma del contrato para la compra del terreno solicitaron al propietario la necesidad de tener un tiempo para la recaudación de la cuantía total. Pero “este tiempo se acaba, y esto supone, no sólo perder la señal que se entregó en su momento, sino lo que es peor, la gran oportunidad de tener nuestro propio Centro Islámico en Salamanca”, de ahí que tengan en marcha una campaña de donación para sufragar el coste.

Este proyecto tiene como objetivo, añade, no sólo tener un lugar de culto más amplio, sino el desarrollo de otras actividades culturales y religiosas “de fundamental sentido islámico para los niños, los adolescentes, las mujeres de nuestra comunidad musulmana”. Además de “tener un lugar donde poder acoger al necesitado, o al recién llegado, que de forma puntual lo necesite”.

Precisamente estos días la comunidad musulmana de Salamanca celebra el Ramadán, cuyos pilares prohíben la ingesta de alimentos o las relaciones carnales después del primer rezo al alba y antes del último al caer la noche. El ayuno carnal se debe complementar con la abstención en lo moral, abandonando las malas palabras o actos.

RELACIONADAS:

Un espacio para rezar, compartir y aprender en la ciudad de la solidaridad

"Los que se denominan islamistas y matan no tienen ni idea de lo que es el Islam"

Ramadán: ayuno carnal y espiritual, tiempo de reflexión en busca de la paz interior

 

Comentarios
Lo más